Cargill y Empresas Polar le dan espaldarazo al gobierno venezolano

Cargill y Empresas Polar le dan espaldarazo al gobierno venezolano

Con la publicación en Gaceta oficial de precios acordados de 25 productos, también se deja por sentado la lista de 35 empresas venezolanas que se plegaron a la medida que forma parte del Plan de recuperación económica, entre ellas Polar y Cargill.

Polar, marca venezolana que ha representado un lastro para la economía venezolana, viene siendo denunciada por enriquecerse con la obtención de divisas preferenciales a costa de solo posicionar una marca que no produce nada.

Sus ingresos provienen de la importación y colocación en los anaqueles de una marca que ha jugado durante la denominada guerra económica en Venezuela un papel determinante, que lejos de desestabilizar al gobierno si en efecto era su objetivo, ha afectado los hogares venezolanos.

35 empresas firmaron lista de precios acordados.

Sin embargo, otro de sus productos que más ingresos le genera no ha dejado de faltar, la cerveza. Además de la desaparición de la marca de los anaqueles, el aumento continuo y considerado de sus precios, han sido acciones que causan especial suspicacia. Mientras invierte en campañas para posicionarse, a su vez abandona progresivamente la producción agrícola y habla de compromiso con el país como vocación.

El prontuario de la emblemática Polar da cuenta de cómo la familia Mendoza se ha valido de los recursos nacionales, mientras el desarrollo del país no ha recibido significativo beneficio de esta empresa.

Curioso ha resultado también el hecho paralelo de que Polar haya posicionado su marca en el extranjero, con qué recursos es una interrogante que también se maneja. Por su parte la empresa transnacional Cargill, de la que Polar logra ser principal accionista, también se suscribió al acuerdo de precios acordados ante el reiterado llamado por parte del estado venezolano a trabajar en conjunto. Marca que también ha tenido ausencia en los anaqueles.

Empresas Polar recibe divisas preferenciales por parte del estado venezolano.

A pesar que la mediática nacional e internacional coloca el foco en Venezuela con enfásis en la escasez, empresas como estas continúan en el país sin reportar pérdidas operativas. Por otro lado, como es citada por el periodista Numa Molina, la economista venezolana Pasqualina Curcio asegura que “cuentan con un mercado cautivo y exclusivo por su condición de monopolios, con compradores que hacen largas filas para adquirir sus productos y sus marcas”.

Con la lista de productos con precios acordados, en la que también se reflejan empresas como Capri, Sindoni o Arroz Cristal, se crean los mecanismos para que los venezolanos pueden acceder a la cesta básica sin que esto signifique grandes sacrificios para la población.

JKG

Crecen las expectativas en relación al Plan 50 en Venezuela

 

Artículos relacionados