El desafío de los pasos fronterizos en Venezuela

Durante la pandemia que vive el Mundo por el Coronavirus, Venezuela atraviesa un doble reto: atender la salud de los ciudadanos y de los migrantes que regresan por las fronteras con Colombia y Brasil, quienes se han convertido en un peligroso foco de infección, pese al trabajo de control que ejecuta el gobierno venezolano desde la llegada del virus al país el 15 de marzo.

El protector del fronterizo estado Táchira, Freddy Bernal, informó este lunes que unas 31.400 personas han pasado por cuarentena y 7.560 están alojadas en los puntos de atención social integral (PASI) en la entidad cumpliendo con el aislamiento, sin embargo aseguró que no es fácil hacer que se cumpla el proceso.

Destacó que se ha hecho un esfuerzo y han coordinado con Migración Colombia para que quien quiera ingresar lo haga con los protocolos establecidos. Dijo que aun cuando han realizado observaciones, los representantes de Naciones Unidas que han acudido a la zona se sienten satisfechos «por el grado de organización y hemos podido darle calidad de vida en esos 15 días» en los Puntos de Atención Social Integral.

Ojo en los pasos irregulares

Desde el Puente Alianza, en la frontera con el Táchira se realizó un recorrido por la frontera supervisando que se cumplan las instrucciones del presidente Nicolás Maduro para controlar el paso irregular por las trochas.

Bernal calificó de hostil al gobierno de Iván Duque, y no descartó que algunos casos procedentes de Colombia hayan sido inducidos, «porque es fácil inducir el virus», recalcó.

NB/VTactual

Venezuela registró 111 nuevos casos confirmados de Covid-19

Artículos relacionados