Open Arms cada vez más cerca de su cometido

Siguen los 151 migrantes en alta mar, mientras esperan la empatía de los gobernantes europeos, y aunque el Gobierno de Italia evacuó a los dos bebés enfermos que estaban dentro de la embarcación del Open Arms, el resto permanece en la embarcación

Mientras tanto los gobernantes de Francia y España están en la búsqueda de una solución para los migrantes que llevan casi dos semanas en el Mediterráneo, con problemas de salud que los aquejan y se multiplican dentro del Open Arms.

Ministro de Fomento español, José Luis Ábalos, asegura que el capitán del Open Arms no es competente para pedir asilo para los 31 menores que viajan a bordo del barco que se encuentra a 25 millas de Lampedusa a la espera de que le autoricen a desembarcar en un puerto seguro.

Más de 12 días llevan los migrantes a la deriva, luego de que se solicitara por razones médicas a Roma y Malta que se hiciesen cargo de ambos infantes que les aquejan dificultades respiratorias.

Los bebés, quienes viajaban junto a sus padres, la mamá de Eritrea y el padre de Etiopía, fueron evacuados en Italia. «Acaba de terminar con éxito la evacuación del bebé y su familia hacia Lampedusa por mar, después de un intento fallido de evacuación en helicóptero por parte del cuerpo de guardacostas malteses», ha comunicado esta noche la ONG a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

Desde que el equipo de socorristas realizó el primer rescate, Malta e Italia solo habían aceptado la evacuación de un hombre y cuatro mujeres junto a sus parientes. Un total de 12 personas. Ambos países, sin embargo, se resisten a aceptar al resto de la tripulación. Malta ofreció puerto a los últimos 39 rescatados el pasado sábado, pero la tripulación el capitán Marc Reig decidió no transferirlos para evitar una revuelta a bordo de los que estaban obligados a permanecer.

XC

Artículos relacionados