InicioDestacada#VTanálisis Ayuno intermitente: ¿Dieta de moda o práctica religiosa?

#VTanálisis Ayuno intermitente: ¿Dieta de moda o práctica religiosa?

René descartes, aseguró que el cuerpo y la mente son entidades distintas, porque la mente está esencialmente vinculada al acto de pensar, sin espacio definido, y puede decidir libremente, mientras que el cuerpo, está situado en el espacio, sin pensamiento, y lo gobiernan las leyes del movimiento. Esta teoría no aplica en la práctica del ayuno intermitente.

Se trata de un modelo de alimentación por ciclos, no es una dieta en sí, sino un proceso de reserva de las comidas, donde debes concentrar el cuerpo y la mente para saber cuando necesitas comer y no cuando lo deseas.  Sin embargo en la actualidad se aplica como una moda para bajar de peso de forma rápida y moldear la fígura con ayuda de ejercicio.

Aunque está de moda, no es nada nuevo. Durante la edad media los cazadores y recolectores solo tenían comida cuando la mataban o la recolectaban, por lo que el ayuno era parte de su realidad cotidiana, es decir, era un ayuno forzado. También se hacía por razones de iluminación espiritual, autodisciplina, por fines políticos y ritos de fertilidad.

¿Cómo se come?

Este proceso se basa en tres etapas, la primera abarca el método “Leangains” o 16/8 y consiste en comer durante 8 horas y ayunar durante 16 horas. El segundo es la dieta 5:2, durante dos días a la semana debes reducir la ingesta de calorías a un máximo de 500-600 calorías al día. Los otros cinco días puedes comer lo que quieras y la tercera opción es comer, parar y comer, aquí se alterna días de ayuno con días de comer. Comes lo que quieras durante 24 horas y luego te tomas un descanso total de comida el día siguiente.

Este tipo de dieta ha ganado popularidad en los últimos 10 años, pero no se ha demostrado que es mejor o peor que otras, sin embargo, si se hace de forma extricta y adecuada, da resultados positivos.

No existe la bola de cristal

Estudios Científicos han demostrado que el cuerpo humano no se debilita si deja de comer por varias horas, por el contrario, activa las reservas del organismo y acelera el metabolismo, por eso la reducción en el peso es inmediata, siempre y cuando se haga un hábito en la persona. 

No es un proceso adecuado para todas las personas, según el Centro para el Control de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el ayuno intermitente puede no ser adecuado para personas con ciertas enfermedades, como gente con diabetes avanzada, antecedentes de trastornos de la alimentación como la anorexia y la bulimia o personas que padecen enfermedades crónicas, tampoco deberían intentarlo las mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Entre sus beneficios está que ayuda a la hormona de crecimiento, disminuye el riesgo de padecer enfermedades como Parkinson y Alzheimer, mejora la sensibilidad de la insulina, facilita evacuaciones más completas, elimina inflamaciones y retrasa el envejecimiento, además es efectivo en la perdida de masa muscular por eso es practicado en el proceso fitness.

Narkys Blanco/VTactual.com

Nuggets de coliflor: el pasapalo ideal

 

 

.

 

LEE Más

spot_img