UE llama a los chilenos a mantener la “moderación”

La crisis social en Chile llegó a las puertas de la Unión Europea (UE), que emitió un comunicado llamando a la “moderación” a “todos los actores” en ese país, en medio del segundo día de huelga general y a casi una semana desde el inicio de las protestas contra el paquetazo económico del Gobierno.

Para la UE, la vía para resolver la actual escalada en Chile es el “diálogo” e instó a las partes a actuar responsablemente.

“Pedimos a todos los actores que actúen con moderación, con responsabilidad y que desescalen la situación”, aseguró la portavoz Maja Kocijancic.

El cuarto aumento consecutivo en lo que va de año de las tarifas del metro de Santiago, derivó en una protesta que estalló el viernes pasado, y que se ha extendido a todo un pliego de exigencias para superar el modelo neoliberal heredado de la dictadura de Augusto Pinochet.

Organizaciones sociales, sindicales y población en general han mantenido durante días protestas, en su mayoría pacíficas, cacerolazos y otras formas de manifestación sobre su descontento con el sistema económico imperante en Chile

Pero para lo que muchos han llamado como “el despertar de Chile”, el Gobierno de Sebastián Piñera tuvo una reacción inicial fuerte: sacó a carabineros y a los militares a la calle e instauró un toque de queda y estado de emergencia nacional.

La presencia de los militares en las calles causó malestar en la población, que ha denunciado violaciones masivas a los DDHH, arrestos arbitrarios y centros de detención clandestinos donde practican la tortura, lo que recuerda a los métodos de la extinta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), policía política de la dictadura pinochetista.

Entretanto, este jueves, Santiago y otras nueve regiones siguen en toque de queda, con la presencia de 20.000 militares y policías en las calles, que controlan toda la circulación de la población con apoyo de helicópteros.

Además de los presuntos abusos de las Fuerzas Armadas, la crisis en Chile ya deja 18 muertos, entre ellos un niño de cuatro años. Mientras tanto, la UE, una de las más críticas hacia Venezuela por las presuntas violaciones a los DDHH y que ya ha aplicado varios paquetes de sanciones, llama a la “moderación” y al diálogo y criticó los “incidentes violentos” registrados, las “pérdida de vidas” y la “destrucción de la propiedad”.

MMMV

Artículos relacionados