7 trastornos mentales crónicos de especial atención durante la cuarentena

La cuarentena  impuesta en muchos países para contener la pandemia de Covid-19 exacerbó la aparición de trastornos mentales en la población. Sobre este tema abundan los artículos de prevención y orientación sobre cómo manejar el confinamiento y evitar caer en eventos de ansiedad y depresión. No obstante ¿Qué ocurre con los trastornos mentales crónicos ?

Una enfermedad o trastorno mental, es la alteración del balance físico, psíquico y emocional de una persona que afecta negativamente los procesos básicos de su vida. En muchas ocasiones se trata de un evento temporal.

Sin embargo, también existe un extenso y difuso grupo de pacientes que padecen un “trastorno mental grave de larga duración”, o «enfermedad mental crónica».

trastornos mentales en cuarentena
Existen diferentes causas de la enfermedad mental

Estas personas pueden tener síntomas que limitan el desarrollo de sus capacidades funcionales como el auto cuidado, autocontrol, manejo de las emociones e interacciones sociales.

Además pueden tener mayor vulnerabilidad al estrés, dificultades para afrontar las demandas del ambiente, dependencia elevada de otras personas y servicios sanitarios y/o sociales.

Los pacientes que tienen un diagnóstico previo de enfermedad mental suelen padecer un mayor impacto psicológico después de una experiencia de pandemia o cuarentena. Por lo tanto, es importante que reciban un soporte asistencial extra mientras duren las medidas de confinamiento.

Recrudecimiento de los trastornos mentales durante la cuarentena

El presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría (SVP), doctor Wilfredo Pérez, considera que con la pandemia de la Covid-19 y las medidas distanciamiento social para enfrentarla se ha observado un recrudecimiento de las enfermedades mentales. Este experto afirma:

“La repercusión en el área mental ha sido muy marcada. Ya sea por incidencia, que es la aparición de casos nuevos, o por prevalencia que es la reaparición de casos anteriores que por falta de medicación o porque no han podido acceder a los servicios de salud por esta situación, se han empeorado».

trastornos mentales
Aprender a sobrellevar el confinamiento

Por esta razón presentaremos 7 de los trastornos mentales crónicos más comunes que requieren especial atención en tiempos de cuarentena

  1. Esquizofrenia

Se trata de uno de los trastornos mentales graves que afecta por completo la percepción que el sujeto tiene del mundo y de sí mismo. Es incapaz de distinguir entre lo que es real y lo que no lo es. Al estar desvirtuada su percepción de la realidad, sus pensamientos, emociones, lenguaje y conducta también.

Durante la cuarentena estos pacientes pueden tener una percepción de riesgo “alterada” y percibir mayores peligros donde no los hay. Esto puede incrementar sus niveles de ansiedad llevándolos a tomar medidas más extremas que la población general.

Los principales factores de riesgo de recaída en psicosis incluyen: no adherencia al tratamiento, estrés y consumo de sustancias psicoactivas. También es importante mencionar que en estos pacientes el contenido delirante puede estar relacionado con la enfermedad que produce la pandemia.

  1. Demencia

La demencia afecta principalmente a los adultos mayores. Las personas afectadas por esta enfermedad mental suelen tener disminuidas su memoria, la capacidad para pensar, para hacer cálculos, aprender y comprender cosas. Su juicio y su orientación también se ven notablemente deteriorados.

En la fase tardía de la enfermedad, el paciente es prácticamente dependiente de otra persona para cumplir con sus necesidades básicas personales. Sobre todo en cuanto al aseo personal y la alimentación.

Durante la cuarentena debe entrenarse muy bien a los cuidadores. Estos pacientes tienen habilidades limitadas para cuidar de sí mismos y para seguir las recomendaciones de cuidados especiales durante la pandemia como, por ejemplo, lavarse las manos.

  1. Trastorno Afectivo Bipolar

Es un trastorno caracterizado por altibajos emocionales extremos y caóticos, que van desde una intensa tristeza — fase depresiva — hasta una alegría exagerada —fase maníaca—.

Estas fluctuaciones tan drásticas en el estado de ánimo afectan notoriamente el pensamiento y la conducta, lo que imposibilita que las relaciones con el entorno social sean saludables.

El estrés y la ansiedad generados por la pandemia y el confinamiento podría incrementar los eventos maníacos o depresivos en estos pacientes. Es fundamental no interrumpir la medicación, salvo que se trate de un ajuste prescrito por el médico tratante.

  1. Trastornos de la alimentación y adicciones

La falta de alimentación y la obsesión con la comida puede llevar a la gente con anorexia a numerosos problemas de salud potencialmente mortales, como la desnutrición. El estrés y la ansiedad provocados por el confinamiento pueden desencadenar situaciones de bulimia o anorexia nerviosa.

La bulimia nerviosa se produce en aquellas personas que consumen grandes cantidades de comida. Luego —lamentando su comportamiento y falta de control — se purgan a base de vómitos, uso de laxantes, ayuno o ejercicio obsesivo.

Por su parte, los pacientes con «trastorno por uso de sustancias» — adicciones — pueden presentar síntomas de abstinencia por la cuarentena. Es vital hacer un seguimiento para apoyarlos y, en caso de síntomas graves, es posible que requieran ajustes farmacológicos o manejo intrahospitalario.

  1. Trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad engloban una serie de enfermedades mentales:

  • El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Es una combinación de pensamientos recurrentes (obsesiones) y acciones repetitivas (compulsiones) que realiza una persona con la creencia de que el comportamiento le da el control de la obsesión. Algunas personas con TOC desarrollan rituales diarios muy complejos.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT) Se produce después de una experiencia aterradora en la que la persona sintió la amenaza de daño físico o miedo, horror o impotencia.
  • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Las personas con TAG se preocupan demasiado por las situaciones cotidianas y, a menudo, esperan desastres. Cuando su nivel de ansiedad se eleva son un “manojo de nervios” y experimentan síntomas físicos tales como tensión muscular, sudoración, temblores y náuseas.

  1. Trastorno de pánico

El corazón late muy rápido. Dificultad para respirar. Náuseas y mareos. Debilidad. Sudoración. Hormigueo en las manos. Dolores en el pecho. Sensaciones de sofoco. La pérdida de control. Terror. Es la manifestación física del miedo.

Por otra parte —debido a que un ataque de estas características puede ocurrir en cualquier momento — existe el temor adicional de no saber cuándo será el siguiente. Sin ayuda, las personas que sufren ataques de pánico pueden desarrollar un miedo intenso a situaciones o lugares de los que no pueden escapar.

La buena noticia es que el trastorno de pánico es el trastorno de ansiedad más tratable. Los pacientes reciben una combinación de medicamentos y psicoterapia. Aunque la cuarentena lo hace complicado.

  1. Depresión

La pandemia de Covid-19 y la cuarentena es una situación que provoca estrés intenso. También puede desencadenar sentimientos de aflicción, miedo, culpa, vergüenza y desesperanza. En este caso estas emociones pueden ser reacciones normales frente a una experiencia adversa. No obstante, se corre el riesgo de padecer un trastorno depresivo, de moderado a grave.

La depresión mayor se caracteriza por una tristeza profunda persistente. Los síntomas como la fatiga, falta de concentración, cambios en el apetito y pensamientos de suicidio interfieren con el funcionamiento diario. Puede durar semanas o períodos más largos.

En el trastorno depresivo persistente los pacientes pueden tener momentos de depresión mayor junto con épocas en las que los síntomas son menos severos.

Debido a su naturaleza crónica, sobrellevar los síntomas puede resultar difícil. No obstante una combinación de sesiones de psicoterapia y medicamentos puede ser eficaz para tratar esta afección.

trastornos mentales
Los trastornos mentales en cuarentena pueden empeorar

Todas las patologías aquí descritas requieren atención médica y el uso de fármacos que — debido al confinamiento por la cuarentena — pueden ser difíciles de conseguir. En varios países se han establecido canales de atención en línea y redes de apoyo.

Durante el proceso cuarentena se hace fundamental que las personas que padecen de algunos trastornos mentales crónicos cuenten con la ayuda, la atención y el acompañamiento tanto de cercanos como de expertos.

Enza García Margarit/VTactual.com

#VTentrevista Ovilia Suárez: El Covid-19 podría detonar problemas mentales preexistentes

Artículos relacionados