Rusia y Alemania se ponen de acuerdo a pesar de Trump

Los cancilleres de Rusia y Alemania, Serguei Lavrov y Heiko Maas, respectivamente, acordaron trabajar unidos para mantener el acuerdo nuclear con Irán, después de que Donald Trump abandonara unilateralmente, el convenio e impusiera nuevas sanciones al país persa.

En la rueda de prensa conjunta, luego de su encuentro en Moscú, los ministros coincidieron en la necesidad de “buscar las vías para conservar este acuerdo».

Maas subrayó que para Alemania, Francia y el Reino Unido (los tres países europeos firmantes del acuerdo con Irán, junto a Rusia, China y EE. UU) es vital que el gobierno de Teherán «se quede en el marco de ese tratado y cumpla con las restricciones y compromisos».

Alemania considera que el Gobierno ruso puede ejercer influencia sobre Irán para tal fin.

«Encargaremos a nuestros viceministros para celebrar reuniones regulares y tratar los temas actuales de la política de seguridad en Europa», dijo Maas.

Acusaciones cruzadas

Por su parte, Rusia acusó a EE.UU. de violar la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU por abandonar unilateralmente el acuerdo y calificó de «ilegítimas» las nuevas sanciones anunciadas contra Teherán.

Rusia y Alemania buscan que las sanciones de la Casa Blanca no afecten a las empresas de terceros países que trabajan en suelo iraní.

El president iraní, Hasán Rohaní (i), junto a su homólogo ruso, Vladimir Putin (d), en el Palacio Presidencial en Ankara (Turquía)

 

ER

 

Artículos relacionados