Faldas para los niños en escuelas mexicanas acalora debate de género

México es uno de los países más violentos de América Latina, tiene uno de los índices más altos de homicidios por causa del narcotráfico, pandillas y asesinatos de periodistas por cumplir su trabajo. Es además un país con un gran número de desplazados y tiene severos conflictos con sus vecinos del norte por no poder frenar a los migrantes de su país y de otros países centroamericanos hacia EEUU, que ahora mismo los amenaza con aranceles impagables. De tantos problemas que le aquejan, la discusión se centra hoy en el uso o no de faldas para los niños escolares.

El gobierno de Ciudad de México aprobó una propuesta llamada “Uniforme neutro”, con la cual la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, intenta promover la equidad entre los géneros de los más pequeños. «Los niños pueden traer falda si quieren y las niñas pueden traer pantalón si quieren, eso es una parte de la equidad, de la igualdad», sostiene Sheinbaum.

El secretario de Educación Pública Nacional, Esteban Moctezuma dijo que esta medida se aplicará paulatinamente en la capital y luego en el interior de país. «Estoy seguro de que muchos gobiernos estatales seguirán la norma de la igualdad y de derechos, y de sociedades que tengan entre sí un enorme respeto los unos a los otros», dijo el funcionario.

Polémica desatada en las escuelas

En varios sectores de la sociedad mexicana, la medida no fue bien recibida. Para la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), con esta decisión se puede dañar la identidad sexual de niños y niñas “en nombre de la igualdad”.

“La igualdad se dará cuando, tanto niños como niñas, tengan las mismas oportunidades de estudiar, las mismas oportunidades para desarrollarse, las mismas oportunidades para jugar, las mismas oportunidades para practicar deporte, sin excepción”, opina Leonardo García Camarena, presidente nacional de la UNPF.

Leonardo García Camarena, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, recogerá firmas para abolir la medida.

Agrega García Camarena que recogerán firmas en los colegios para que los padres se pronuncien en contra de esta medida. “Si después de los 18 años ese niño, esa niña quiere vestirse de hombre o de mujer… practicar un sexo con personas de su misma condición genética, están en todo su derecho, pero por favor, no nos adoctrinen a nuestros niños”, dijo.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, consultado sobre el asunto, prefirió mantenerse al margen de la diatriba por lo polémico y acalorado del debate. “Yo no voy a manifestarme en esta decisión que tomaron en el gobierno de la Ciudad de México porque son temas muy polémicos y quiero ser muy respetuoso en este tema”, sentenció.

RB

Artículos relacionados