InicioUncategorizedAño Nuevo, mañas viejas: el autoproclamado vuelve a fracasar

Año Nuevo, mañas viejas: el autoproclamado vuelve a fracasar

2019 fue un fracaso para el pretendido «presidente interino» de Venezuela Juan Guaidó. No desde el ámbito económico, pues gracias a su estrategia, logró apoderarse de grandes recursos que pertenecen a todos los venezolanos, pero desde el punto de vista político y militar, después de autojuramentarse en una plaza con apoyo de Estados Unidos, no logró ninguno de sus objetivos.

Al cierre del año, un intento desesperado: sin las discusiones parlamentarias necesarias buscó cambiar el reglamento Interior y de Debates, que es una Ley Orgánica de la República, para lograr que los diputados autoexiliados pudieran votar en la sesión inaugural del parlamento el 5 de enero de 2020 y así reelegirse  como presidente de la Asamblea Nacional.

El Tribunal Supremo de Justicia, como era de esperarse, frenó el exabrupto, no obstante esa no sería su última jugada.

La posverdad como herramienta

Como está previsto en la Carta Magna, el 5 de enero debía iniciar el período de sesiones del 2020, con la juramentación de una nueva directiva. La oposición venezolana, mayoría en el parlamento, ha sido fraccionada por la gestión de Guaidó: El botín obtenido por la supuesta «ayuda humanitaria», se ha quedado en manos de unos pocos y entre copartidarios, se señalan unos con otros de corrupción.

Lo anterior, aunado al fracaso político de la estrategia de derrocamiento del Gobierno venezolano, le restó votos a la posibilidad de reelegirse. Jugar con la posverdad era la única salida que le quedaba a Guaidó.

En la sesión de este domingo, a pesar de que habían 140 diputados de todas las tendencias políticas dentro del Hemiciclo de sesiones, el debate no iniciaba: el presidente de la AN no había hecho presencia. El primer y segundo vicepresidente, también de oposición (Edgar Zambrano y Stalin González) revisaban el quorum, pero afuera, la jugada mediática estaba en Marcha.

Guaidó logró posicionar el rumor de que la Guardia Nacional Bolivariana no lo dejaba ingresar al Palacio Federal Legislativo. Eso dijeron al mundo en cortos fragmentos de videos manipulados. El parlamentario se mostraba indefenso ante los dispositivos de seguridad, al final de la tarde, se difundió un video de él intentando saltar una cerca para ingresar al parlamento.

El panorama completo se configura con fragmentos de videos grabados en las afueras de la AN, en los que se evidencia que los cuerpos de seguridad invitaron a pasar al diputado Guaidó, quien llegó con diputados cuya elección fue impugnada por graves denuncias de fraude y por cuya razón aún la AN está en desacato. Quien hasta este domingo ejerció como presidente del Poder Legislativo se negó a entrar.

Una vez finalizada la sesión, en que participaron incluso sus copartidarios, intenta subirse por la reja del Palacio Federal Legislativo. A todas luces un show para los medios, pues nunca se le prohibió la entrada por la puerta.

https://twitter.com/neljulger/status/1213945263104102400

El objetivo: avanzar desde el ámbito internacional en la matriz de la represión. De hecho, otros ejecutores de la posverdad, reaccionaron de inmediato por las redes sociales, para consolidar el mensaje.

Sin embargo, la verdad era evidente desde las primeras horas de la mañana: había preocupación en el sector extremista de la oposición, pues no tenían los votos suficientes para reelegir a Guaidó frente al parlamento. 

Claudio Fermín, conocido dirigente de derecha en Venezuela, declaró: «Guaidó y su equipo nunca tuvieron los números. Comenzaron a crear la matriz según la cual les negaban la entrada. Eso no fue cierto. Después pretendieron obstruir la instalación porque no tenían los números. La verdad es que ante esa situación una abierta mayoría de los diputados instaló la sesión y eligieron una nueva directiva».

A pesar del show, y en medio de golpes entre copartidarios de la derecha por sus desacuerdos, la sesión se llevó a cabo y resultaron electos en la presidencia de la AN el diputado Luis Parra (PJ), Franklin Duarte (Copei) como primer vicepresidente, José Noriega (VP) segundo vicepresidente. En la Secretaría fue designado Negal Morales (AD) y Alexis Vivenes (VP) como subsecretario.

Lo que pasó en la Asamblea

La sesión debía comenzar a las once. Alrededor de la 1 y media había quorum suficiente para llevar a cabo el debate, sin embargo no daba inicio a la sesión, pues el presidente del Parlamento no había ingresado.

José Antonio España, diputado de oposición subió a la Tribuna de Oradores para pedir el inicio de la sesión y los extremistas de derecha subieron a amenazarlo y gritarle todo tipo de ofensas. El sonido fue silenciado por diputadas del partido acción Democrática por lo que recurrieron a un altavoz, con el que siguió su curso el debate. De 167 diputados que tiene el Poder Legislativo, estuvieron 140. De entre ellos, 81 aprobaron la nueva directiva.

Como establece el Reglamento Interior y de Debates, el diputado Héctor Agüero (79 años) que es el de mayor edad, asumió la dirección del debate, designó a una secretaria accidental Nosliw Rodríguez, Psuv) y el diputado José Brito (PJ) hizo la propuesta de la nueva Junta Directiva. Todo esto en apego al marco legal venezolano.

El Reglamento Interior y de Debates avala lo ocurrido este domingo 5 de enero en la AN

Guaidó celebró en la sede de un diario de circulación nacional (sí, el poder mediático en la jugada) una sesión paralela, donde se autonombró como presidente del parlamento, con la presencia de sus partidarios que antes repartieron golpes en el debate de la AN y con los suplentes de quienes lo adversan y que votaron por la actual directiva.

En este panorama, no está la política, ni el diálogo, ni el interés de resolver los problemas de los venezolanos, sino una necesidad de poder para continuar estafando los bienes de la nación, que llega a ser sospechosa de alguna extraña patología. 

Jessica Sosa/VTactual.com

LEE Más

spot_img