Invertir en oro ¿ganancia o pérdida?

Desde niños hemos conocido alguna historia, mito o leyenda asociada al oro. Desde la búsqueda de la ciudad de El Dorado hasta la euforia colectiva de la Gran Fiebre del oro, este mineral precioso siempre se ha mantenido como uno de los materiales más preciados y perseguidos por el hombre a través de los años.

Poseer oro es desde hace bastante tiempo, una de las mejores opciones para resguardar la inversión sobre todo en momentos turbulentos en los mercados de renta variables porque su valor es menos volátil con respecto a otros activos. Claro, si se habla de lingotes verificados por la London Bullion Market Association que establece el precio dependiendo de la condiciones del mercado, su cotización y peso de la pieza que se va a adquirir.

¿Cómo y  dónde comprar oro certificado?

Para la compra de un lingote de oro se recomienda hacerlo en los bancos, casas de cambio o entidades certificadas, pues son las que generan la confianza respecto a la procedencia, peso y calidad del oro que ofertan. Visita este enlace e infórmate con más detalle sobre el tema.

El trámite para la compra por lingotes varía dependiendo del banco o de las entidades certificadas que manejan un protocolo específico para la venta de estas piezas, en especial si se realiza la entrega física de la misma. Algunas empresas disponen de sistemas para compra on line resultando ser una solución mucho más cómoda, segura y rápida.

En España

En España los bancos no venden oro, pero si deseas comprar puedes hacerlo:

1.- A un vendedor privado porque son los más recomendables, cobran mínimo un 5% de comisión y 0% de IVA al comprar oro de inversión.

2.- Vía Fondo Cotizado en Bolsa (EFT) es recomendable si no deseas el oro en físico y genera bajos costos en el protocolo de compra. Los más conocidos son ETFS Physical Gold y Gold Bullion Securities ETC cuyo precio de entrada es gratis.

El oro es un activo refugio

Si algún inversionista adquirió lingotes de oro hace tiempo y lo mantuvo a través del tiempo sin hacer uso de él, seguirá manteniendo la misma cantidad física del metal pero es probable que no valga más de cuándo los compró, porque el oro por sí solo no produce ganancias ni genera dividendos como ocurre con algunas acciones de bolsa.

Quien decide ser inversionista en oro solo puede beneficiarse si hay alta demanda del mismo que es lo que hace su precio suba. Es decir, tener oro no genera ganancias pero sí resguarda la inversión realizada por él.

Según el World Gold Council que reúne a unas 30 empresas mineras del mundo, a lo largo de la historia se han extraído alrededor de 200 mil toneladas de oro. Considerando que es un metal indestructible, significa que todo este metal sigue existiendo de alguna u otra forma.

Tomando el precio actual del oro el valor de todo este sería de 12,8 trillones de dólares con lo que se pudiera comprar Facebook, Apple, Amazon, Tesla y Alphabet, todas juntas y quedaría un sobrante de 4,6 trillones de dólares.

En resumen las ventajas de invertir en oro

1.- Asegura tu inversión: por ser un metal precioso no pierde su valor ni se degrada con el paso del tiempo. Da lo mismo si compra monedas de oro o lingotes a bancos públicos y empresas privadas porque es una forma de mantener la inversión.

2.- Goza de prestigio en todo el mundo: es un activo que se vende y es aceptado en todos los mercados del mundo, lo que asegura que se podrán vender en cualquier parte del mundo.

3.- Tiene un valor estable: como todo activo depende de las fluctuaciones que el mercado indique, sin embargo, es una de las inversiones que mantiene una estabilidad mayor con respecto a los índices bursátiles de los mercados del mundo debido a que los cambios son más sutiles respecto a otros activos.

4.- Tiene una fuerte reacción ante la inflación, lo cual permite compensar pérdidas en otros acxtivos y generar un rentabilidad real proporcionada. 

5.- Compra de lingotes amonedados de oro como las las Mapple Leaf canadienses, American Eagle  y las Krugerrand sudafricanas.

La Plata da un salto importante gracias a los WSB

En el Comex, la plata “hermana pobre del oro” para entrega en marzo se elevó un 8,40% para cotizar a 29,175 la onza troy mientras que El cobre para entrega en marzo se elevó un 0,12% para cotizar a 3,5518 dólares la libra.

Algunos miembros del Wall Street Bets (WSB) atacaron de nuevo, esta vez al promover la compra de la plata con el argumento de que este metal es uno de los más manipulados por las entidades bancarias y financieras y que su valor ajustado a la inflación, debe ser 1000 dólares por onza troy en lugar de 25.

Si los WSB logran imponer esta idea y generar más tracción entre los inversores las acciones de las compañías extractoras y distribuidoras de este metal podrían subir a un ritmo violento, como ocurrió con las acciones de GameStop.

Es importante destacar que este nuevo rally de la plata podría darle un impulso mayor al oro por la relación simbiótica que ambos metales mantienen respecto a sus cotizaciones.

Artículos relacionados