#VTanálisis: La exclusión en España va de niño en niño y de generación en generación

El racismo, la exclusión y el rechazo son comunes en los países europeos, tanto para los nativos como para los extranjeros. En medio de esa desigualdad, la pobreza está dejando ver las costuras de gobiernos excluyentes.

Esta situación no es nada nueva, sin embargo las últimas cifras de una investigación hecha en España, prenden la alarma mundial sobre el número de niños que viven en pobreza extrema en ese país y la falta de políticas de gobierno en esta materia.

Un informe publicado el mes pasado por la ONG Save the Children, denominado «Familias en riesgo«, determinó que 1 de cada 4 hogares con niños, en España viven en pobreza extrema y no tienen ayuda del gobierno, lo que representa un problema de impacto social.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay más de 2 millones de niños y niñas sufriendo pobreza y exclusión, de los cuales un millón atraviesa pobreza extrema. 

Nada nuevo

Desde 2017 esta ONG ha denunciado estas condiciones de vida que se registran en España, a través de una investigación que determinó que 1,4 millones de niños sufrían pobreza severa, lo que refleja una herencia significativa entre los últimos gobiernos que han dirigido el país.

Para entonces, se le solicitó al gobierno priorizar la lucha contra la pobreza infantil en los presupuestos generales y aumentar esa ayuda cada cierto tiempo hasta lograr los 100€ al mes para las familias en situación de pobreza. Para entonces, Mariano Rajoy, quien presidía el gobierno, no atendió la solicitud del grupo. 

Para ese año, el 26,6% de la población española (12.338.187 personas) estaba en riesgo de pobreza y exclusión social, de los cuales 6,4 millones eran mujeres y 5,9 millones eran hombres. La misma investigación determinó que desde el año 2008 el número de personas en riesgo de pobreza se había incrementado en 900.000 personas.

La población joven de 16 a 29 años tiene la tasa de pobreza y exclusión social más alta, con un 34,8% y la tasa de riesgo de pobreza de las personas jubiladas alcanzaba el 13,1%.

Trabajar no es suficiente

Tener un empleo en España no es suficiente para erradicar la pobreza, tampoco para darle calidad de vida a los niños, porque hay un aumento constante de la población, una reducción del valor del trabajo y además una reducción en el tiempo de duración de los contratos de trabajo.

Además de identificar los hogares con más riesgo de pobreza, el estudio revela que hay dos tipos de hogares que viven sin problemas económicos: los de las familias de clase media (3,9 millones de hogares) y los de clase media alta (300.000 hogares).

España es el segundo país de la Unión Europea (UE) con mayores tasas de pobreza infantil, por detrás de Rumania, y el que menor capacidad tiene para reducir pobreza en toda la región. Estos resultados reflejan los bajos niveles de inversión en familia y en infancia, muy inferiores a la media europea.

Narkys Blanco/VTactual.com

VTanálisis: Pese a la crisis, China recupera a 243 enfermos de coronavirus

 

Artículos relacionados