Derecha venezolana y su amor por la redes sociales no dan frutos

Para nadie es un secreto que en el mundo, los medios de comunicación son propiedad del poder financiero, que los usa para posicionar sus productos y hasta los modos de pensamiento. Venezuela no es la excepción.

Por eso no es de extrañar el sesgo permanente a todo lo que sea distinto o se oponga al orden mundial que imponen desde hace un buen tiempo. Sin embargo, se ha expandido la falsa creencia de que las redes sociales han abierto el espectro para la expresión de las masas, pero según denuncia el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, esto no es así.

Venezuela recientemente enfrentó unas elecciones regionales para decidir los gobernadores de 23 estados. Las redes sociales jugaron un rol importante, pues desde este espacio fueron abordados millones de votantes. Maduro ha denunciado durante toda esta semana que las redes, en especial Instagram y Facebook, establecieron una especie de veto contra los candidatos del chavismo y favorecieron a la oposición.

“En las redes sociales, 100% a favor de la oposición. Nosotros hicimos la campaña en las calles, en la Asamblea, y ganamos porque tenemos la razón, tenemos la moral y tenemos un pueblo que ama su revolución”, explicó el mandatario .

Detalló que mientras sus mensajes no podían ser publicados y se retrasaban demasiado, los de la oposición se mantienen con un flujo permanente. “Me tienen vetado en Facebook, en Twitter, en Instagram, utilizan esas herramientas solo para destruir la revolución, se las facilitan, se las regalan (a la oposición)”, dijo el jefe de Estado desde Caracas.

“Para transmitir el mensaje de la revolución, de la patria, de la independencia, del socialismo, no: estamos vetados”, apuntó, para luego anunciar que citará a los representantes de estas redes sociales en el país en busca de explicaciones.

Sin embargo, a pesar del bombardeo permanente en las redes en favor de la derecha, la alianza parece no dar frutos, pues una vez más, el chavismo ganó la elección por amplio margen de ventaja. Se hizo con 18 de las 23 gobernaciones en disputa.

JS

Artículos relacionados