Encendidas las alarmas por fuertes lluvias en las costas venezolanas

Encendidas las alarmas por fuertes lluvias en las costas venezolanas

Como consecuencia de las precipitaciones caídas en los últimos días en la región central venezolana, el estado Vargas, que ya experimentó momentos terribles en 1999, producto del muy connotado deslave, se está viendo nuevamente afectado justamente en el sector Carayaca, donde han ocurrido deslizamientos de tierra.

También han resultado afectadas comunidades como Picure, Las Salinas, Playa Sapito y Mediterráneo-Costa Linda, toda vez que amplios sectores de la entidad costera permanecen sin electricidad desde hace varios días y tampoco cuentan con servicio telefónico ni de Internet.

El terror corre cuesta abajo en litoral central venezolano
Ya han resultado afectadas las viviendas de algunas comunidades, con pérdida total o parcial

Con respecto al transporte urbano, éste se encuentra paralizado por que las vías resultaron obstruidas a causa de los deslaves.

El terror al recuerdo de una horrible tragedia

La situación tiene asustada a la comunidad porque teme que suceda una tragedia como la de 1999. No obstante, autoridades nacionales insisten en que no hay ninguna emergencia para alarmarse, pero advierten que el mal tiempo seguirá en las próximas horas.

Como resultado de la situación en la localidad varguense, los habitantes deben caminar tramos largos para poder abastecerse de agua y alimento. Asimismo, el comercio ha mermado por la zona, debido a la precariedad de las vías.

El terror corre cuesta abajo en litoral central venezolano
Unas 35 casas quedaron afectadas, luego del desbordamiento de un río

Se ha registrado un deceso

Hasta el momento, ha ocurrido el deceso de una persona, la cual ha sido identificada como Yhon Aurelino Velásquez Rodríguez, de 37 años de edad, quien emergió tres días después de ser arrastrado por las aguas en el sector Zapateral.

El gobernador de la entidad costera Jorge Luis García Carneiro señaló que sólo 35 casas quedaron afectadas, luego del desbordamiento de un río, mientras que lugareños de comunidades como Naiguatá solicitan ayuda gubernamental –agua potable y alimentos- para paliar la crisis. El funcionario espera que, para las próximas horas, disminuya el fenómeno atmosférico y, en consecuencia, los deslaves.

FF

Lluvias causan estragos en Colombia

Artículos relacionados