#VTentrevista Paul Gillman: “Cuando empiezan a copiarte las ideas es porque saben que teníamos razón”

Los últimos días han sido de revelaciones. Mientras Anonymous suelta informaciones polémicas que eran “secretos a voces”, un investigador menos anónimo confirmó algo que muchos sospechábamos desde hace años: EE.UU. ha estado financiando a través de sus fundaciones – en este caso la National Endowment for Democracy (NED)a promotores y agrupaciones de rock para desestabilizar a la Revolución Bolivariana.

En su cuenta en Twitter, Tim Gill, sociólogo de la Universidad Wilmington en Carolina del Norte (EE.UU.), señaló que examinando documentos oficiales desclasificados encontró detalles de este financiamiento, ocurrido en 2011, para que grupos de rock en Venezuela escribieran canciones en contra de Hugo Chávez.

 

Se especula que los 22.970 dólares que señala el documento para la realización de “un concierto al estilo de batalla de bandas” fueron a parar en manos de la Fundación Nuevas Bandas. Uno de los requisitos era que el organismo receptor tuviera cerca de 15 años de vida y – el que nos ocupa – fue creado en 1991. Actualmente sus eventos son patrocinados por la ONG Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (PROVEA), que a su vez, es financiada por la Fundación Ford, históricamente vinculada con la CIA.

Nuevas Bandas vs. Gillman Fest

VTactual conversó en exclusiva sobre este tema con Paul Gillman, quien con sus 43 años de carrera artística es uno de los principales referentes del rock venezolano y de Latinoamérica. Con más de 40 premios, condecoraciones y reconocimientos nacionales e internacionales, es fundador de Gillman Fest: el Festival Internacional de Rock creado por el comandante Chávez en 2003.

Gillman relata que – durante la transmisión de un Aló Presidente que salió desde el Canal 7 de Argentina 2003 –  Chávez les dio la orden a Farruco Sesto y a él de crear un festival de rock que nacería ese mismo año con el nombre de Festival de Música Urbana. Se llevó a cabo entre noviembre y diciembre con la participación de Kraken (Colombia) y otras agrupaciones de Brasil.

“Al año siguiente ya se estaba apagando la llama. Comenzaron a organizarlo desde el antiguo CONAC con la gente de ultraderecha que estaría vinculada con los festivales financiados por los EE.UU. años más tarde. En fin, se hizo una segunda edición muy mala, sin ningún tipo de éxito. En vista de eso, y para que no desapareciera, pedí echarme esa mochila en la espalda, le cambiamos el nombre a Gillman Fest y así el 21 de mayo de 2005 nació el festival tal y como lo conocemos hasta el día de hoy”, explicó el cantante.

Al consultarle su opinión sobre el hallazgo de estos documentos desclasificados manifestó que:

“Es bueno que esto se sepa porque, lamentablemente, aquí me han criticado por hacer los conciertos financiados por la Revolución Bolivariana. Lo que pasa es que el Gillman Fest fue creado por el presidente Chávez, yo lo que hice fue seguir órdenes. De modo que cada centavo que se invirtió en el Gillman Fest fue para hacer conciertos al aire libre y darle la mayor suma de felicidad posible a una comunidad que mayormente había sido perseguida y humillada durante la IV República”.

El Gillman Fest ha realizado hasta la fecha 32 festivales contando con una asistencia masiva. Imagen cortesía Paul Gillman.

Para 2011, fecha de los documentos desclasificados, se hicieron 6 Gillman Fest, con 32 actividades, superando cualquier cantidad de eventos de festivales de rock en cuanto a ediciones en toda Latinoamérica. Es el tercero en el continente en cuanto a su importancia, pero el primero en cuanto a cantidad de eventos desde su inauguración.

“Así que ahí la importancia de que se descubrieran estos papeles, porque el imperio norteamericano se dio cuenta de que no estábamos arando en el mar, que sí era importante entrarle al Rock, género que maneja hasta cuatro generaciones de público: abuelos, padres, hijos nietos… Se dieron cuenta de que allí estaba la falla en la oposición y fueron financiando a estas fundaciones que se pusieron a hacer conciertos de la noche a la mañana en plazas, colegios y varios lugares haciendo concursos, todos amañados. Lo revela ese documento: tenían que estar seguros de que los jueces estuvieran parcializados con las tres bandas ganadoras – primero, segundo y tercer puesto – y que los temas de las mismas debían contener letras antirevolucionarias, cosa que es antinatura porque rock que no es revolucionario es música pop», expresó.

Paul Gillman es el productor y presentador del programa «EL GARAJE» que sale al aire por primera vez el 18 de Agosto de 1999 en VTV y que, posteriormente cambia su nombre a «KULTURA ROCK». Con 20 años en el aire se transmite actualmente por TVES. Imagen cortesía Paul Gillman.

Algunos científicos sociales aseguran que una de las fallas de la izquierda es que no sabe llegarle al público. Que hace una propaganda muy directa, incluso panfletaria, que genera rechazo en la población. ¿Es el Gillman Fest un “evento proselitista chavista”? ¿De qué manera llega el mensaje político?

 Jamás en la vida un Gillman Fest ha sido un evento de proselitismo político. Se ha permitido la entrada de una gran cantidad de bandas que aparentaban ser de izquierda – porque el rock tiene que ser de izquierda, es su naturaleza – o aparentaban ser neutras; pero luego que entraban salían despotricando de ese festival que les había dado esa oportunidad. Ese es el modo de actuar de estas personas cara dura que no les importa la ideología sino de disfrazarse de rockeros neutros. Algunos, calladitos, llegaron a sacar banderas y voltearlas en pleno concierto, traicionando así acuerdos previos de que a nadie se le iba a obligar a decir: “Viva Chávez” o “Viva la Revolución”, así como tampoco se permitía que la atacaran.

En ningún momento obligamos a nadie a pronunciarse a favor. Todo el mundo sabe que es el festival de Chávez, todo el mundo sabe que es el festival de la Revolución, todos saben que lo organiza un chavista y que es una manera de cumplir con la cultura de manera constitucional, humanista y de apertura para darle cabida a todas las tendencias y corrientes del rock, pero al momento de subirse en una tarima uno no lo sacaba pues estaba clarito de dónde venía todo.

Origen de Corazón Rockero

Sobre el nacimiento de esta fundación creada por el gobierno de Nicolás Maduro en 2017, Gillman relata que fue producto de lo ocurrido con el Festival Rock al Parque en Bogotá (Colombia): evento del que lo “des-invitaron” por razones políticas:

“Eran razones políticas evidentes y lo decían de forma desfachatada que había sido por chavista. Que si yo me montaba en la tarima y hablaba mal del presidente Maduro entonces sí podía tocar. Yo, evidentemente, dije que no y eso fue divulgado en los medios. En vista de esa situación, el Presidente Maduro decidió crear Corazón Rockero, justamente el 10 de mayo de 2017”.

En el caso de Corazón Rockero, ¿no es algo contraproducente su afiliación con el gobierno al momento de atraer jóvenes quienes, por naturaleza, cuestionan y se oponen al sistema dominante, que en el caso de Venezuela es la Revolución Bolivariana?

Corazón Rockero aún no ha arrancado como una fundación promotora de eventos. De hecho 3 bandas de Corazón Rockero – Casino, Yugular y la Banda Gillman – nos presentamos el 22 de febrero de 2019 en el Puente Las Tienditas a defender la Revolución. En ese concierto tres paramilitares me estaban buscando porque me querían asesinar y gracias a Ernesto Villegas, Jorge y Delcy Rodríguez, entre otros compañeros, que lideraron una especie de “operación rescate” lograron sacarnos de San Cristóbal en una situación bastante delicada.

Increíblemente, después de eso, más nunca nos llamaron a tocar. Después vino la pandemia. Sin embargo, Corazón Rockero está haciendo su trabajo a través de la Secretaría de la Presidencia de la República dándole ayudas sociales a las viejas glorias del rock que lo necesiten.

Que los jóvenes están en contra del sistema, pero ¿qué sistema? En contra del capitalismo, de la guerra, de la destrucción de la Madre Tierra, en contra del racismo, en contra del fascismo ¡Ese es el verdadero rock! Ese es el verdadero sistema al que hay que combatir. De hecho el rock nace en EE.UU. dentro de la comunidad afroamericana, descendientes de aquellos negros africanos que fueron secuestrados en su tierra para ser esclavos en aquella nación.

¿Bandas que están en contra del sistema están a favor del imperialismo, del racismo, de la guerra, de la ultraderecha? A esos no los verás jamás en alguno de nuestros eventos – aunque tratarán de infiltrarse y tendremos más cuidado con eso – Corazón Rockero está hecho para el rock en su estado natural: un rock en la defensa del humanismo, del antibelicismo, del ecosistema… ¿En contra de cuál sistema? El sistema de la ultraderecha es al que siempre ha combatido el verdadero rock.

Recientemente se cumplió el XV aniversario del Gillman Fest y tus 43 años de carrera en el mundo de la música ¿Cuáles son tus planes a futuro?

Ojalá que después de la pandemia y de este escándalo en que se ha visto que el imperialismo ha tomado nuestras ideas – como el Gillman Fest, como los festivales Kultura Rock, etc. –  para usarlas como armas contra nosotros se haya tomado conciencia y se vuelva a invertir para seguir llevando la mayor suma de felicidad posible a las rockeras y rockeros venezolanos. No solo el Gillman Fest, también queremos que Corazón Rockero tenga más poder para solucionarle los problemas a los rockeros y rockeras del país, sobre todo en la parte social: vivienda, salud, resolución de problemas económicos…

Deseo que el Gillman Fest continúe. Yo no me voy a rendir. No me he rendido nunca. No he vuelto a tocar en una tarima desde 2019 como Gillman Fest ni como Kultura Rock, ni como artista tampoco. Poco antes de la cuarentena, el ministro de Cultura, Ernesto Villegas, asomó la posibilidad de hacer un concierto por mis 43 años de carrera artística. Así que esperaremos a que la cuarentena pase y si continúa esa opción planteada por el Ministerio de Cultura.

Enza García Margarit/VTactual.com

El lado oscuro de las fundaciones o el uso “non sanctum” de la filantropía

Artículos relacionados