Sistema de salud pública en Venezuela parece ver luz al final del túnel

El gobierno venezolano estableció acuerdos con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para garantizar el suministro de tratamientos oncológicos, para pacientes trasplantados e insulino dependientes.

La distribución de esos fármacos se realizará según un registro nacional a través del programa gratuito 0-800-Salud-Ya (0-800-72583-92).

La directora de la OPS, Carissa Etienne, se reunió con el presidente Nicolás Maduro y el canciller Jorge Arreaza, en el Palacio de Miraflores, para discutir el panorama sanitario local.

“Hablamos de los desafíos que enfrenta el país y discutimos los planes para mejorar la situación. Hay que hacer algunas cosas como eliminar la transmisión de sarampión y difteria“, dijo Etienne tras reunirse con el ministro de Salud venezolano, Luis Lopez.

Según la OPS, 35 muertes por sarampión han sido reportadas desde mediados de 2017 en Venezuela, mientras que 40 se registraron por difteria entre enero y abril de 2018.

Los representantes del ente realizaron una donación al hospital de Lídice, en Caracas.

No es un dato menor que Venezuela enfrenta una aguda escasez de medicinas – según la Federación Farmacéutica hasta 85% en fármacos para algunas patologías- producto, principalmente, del bloqueo comercial que EE.UU, la Unión Europea y varios países mantienen contra Caracas.

El ministro de Salud ha denunciado insistentemente que las transnacionales farmacéuticas “se han sumado al bloqueo y presionan a los laboratorios privados para boicotear la producción y distribución de medicinas”.

Durante la visita de los representantes del ente multilateral se presentaron algunas protestas de pacientes enfermos en la sede de la OPS para exigir abastecimiento de medicinas y denunciando su alto costo.

ER

Artículos relacionados