Si por su mente ha pasado alguna vez el deseo de tener una experiencia culinaria bastante íntima, el nuevo restaurante parisino O’Naturel es su mejor opción: Solo se puede cenar allí siempre y cuando esté desnudo. Y no hay cortinas entre mesa y mesa para disimular.

El restaurante abrió sus puertas el pasado jueves y su primera velada se la dedicó a la Asociación Naturista de París, que siempre apoyaron la iniciativa, afirman los dueños del establecimiento, citados por RT, quienes indicaron que el lugar está abierto al público de martes a sábados durante todo el año, y ofrece platos típicos de la sofisticada cocina francesa por alrededor de 40 euros.

 

 

 

 

 

 

 

Una opaca cortina impide ver desde afuera por el ventanal lo que ocurre adentro. Una segunda cortina en la entrada también evita las miradas curiosas. Los clientes tienen la posibilidad de entrar a un cuarto usado como guardarropa para despojarse de la ropa. También hay una gran variedad de vinos para reducir las inhibiciones de los visitantes.

Con información de RT y Metro.co.uk

7 platos de comida árabe que puedes preparar de manera sencilla

 

No hay mantequilla en Francia

LEE Más

spot_img