PSC arrasa elecciones en Catalunya

PSC arrasa elecciones en Catalunya

PSC arrasa elecciones en Catalunya

El Partido Socialista de Catalunya (PSC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) se impusieron en las elecciones parlamentarias realizadas este domingo en Catalunya.

Tras el triunfo de su partido PSC, el candidato a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, indicó que su intención es liderar el gobierno local; pero desde el PSOE auguran que quien ganará el Govern será independentista.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, celebró el triunfo en la plataforma Twitter. Señaló que “El socialismo ha ganado las elecciones. Una fantástica noticia para hacer posible el cambio y el reencuentro por el que tanto ha trabajado el PSC”.

Los comicios se vieron marcados por un descenso en la participación, la consolidación de las fuerzas independentistas, la caída libre de Ciudadanos y la entrada de Vox al Parlamento.

Con el 98% de los votos escrutados, el PSC obtuvo el 23,12% lo que representa 33 escaños en el Parlamento.

Por su parte el ERC se quedaría también con 33 curules (21,36%), JxCat JxCat no logró su objetivo y por primera vez quedaron por detrás del ERC con 32 (19,96%); y Candidatura de la Unidad Popular (CUP) con 9.

El partido ultraderechista VOX pasó de no tener representantes a entrar por primera vez al Parlamento con 11 puestos.

Los grandes perdedores

Los grandes perdedores en estas elecciones fueron los partidos Ciudadanos y el Partido Popular (PP). Ciudadanos que en 2017 ganó 36 asientos en esta oportunidad solo pudo mantener 6 en su poder.

Por su parte, el PP obtuvo tan solo 3 perdiendo el escaño de Tarragona. Teodoro García Egea, secretario general del PP, indicó que esta derrota estuvo influenciada por el “juego sucio” que recibieron durante la campaña del caso de la Caja B y las declaraciones del extesorero del partido Luis Bárcenas.

Este revés supone un duro golpe a las aspiraciones de Casado por la Moncloa porque aunque Catalunya no representa para el PP un gran número de votos como Castilla y León, Galicia y Andalucía, en las elecciones generales ha quedado al descubierto los votos catalanes pueden ser los que marquen la diferencia en las mayorías absolutas; tal cual pasó en el 2000 con José María Aznar y en 2011 con Rajoy.

Por su parte, el PDeCat con la candidata Àngels Chacón, no consiguió entrar al Parlament. Esta misma suerte tuvo el partido liderado por Marta Pascal, el Partit Nacionalista de Catalunya (PNC).

Consolidación de las fuerzas independentistas

Los partidos independentistas, a pesar de sus divisiones internas pasaron de 70 a 74 escaños de los 135 que conforman el Parlament. Aunque la victoria de los socialistas, es muy probable que pasen por alto sus tensiones internas y se consoliden en una alianza de izquierdas para imponerse y gobernar Catalunya.

Pere Aragonès, candidato de ERC, informó que ya entró en contacto con JxCat, CUP y En Comú Podem, para consolidar la alianza aunque aún no lo ha hecho con Salvador Illa del PSC, aunque recordó que “El independentismo dobla los votos del PSC”. PSC arrasa elecciones en Catalunya

Baja participación en las elecciones

Con una logística impecable donde las 82.251 personas convocadas como presidentes, suplentes y vocales, las elecciones transcurrieron con total normalidad, aunque marcadas con las medidas excepcionales que imponía el protocolo de seguridad contra el Covid-19.

A las 9:00 AM el 70% de las mesas electorales ya estaban instaladas, dando inicio a la jornada electoral.

Se contabilizaron un total 2.869.070 votos, lo que representa una participación del 53,53%, 25,4 puntos respecto a las anteriores parlamentarias. De estos el 1,43% fueron votos nulos y 0,84% en blanco.

Esta participación es considerada la más baja desde el regreso de la democracia. En 2017, la afluencia a las urnas alcanzó un récord del 79% al final de la jornada.

Muchos analistas coincidieron que el principal factor  que incidió en esta baja participación fue el temor a contraer Coronavirus. Otros indicaron que los factores que influyeron con la abstención fueron las adversas condiciones meteorológicas, las imágenes de colas de personas en las calles, el sentimiento de hartazgo ante el bloqueo de la situación política y el desinterés.

Artículos relacionados