Subida del nivel del mar obligará nuevas migraciones forzadas

El derretimiento de los polos, el exceso de calor producto de los gases de efecto invernadero y los daños ecológicos al medio ambiente, prometen cobrarse la cuenta con las poblaciones menos favorecidas económicamente, que son en suma, las que menos contaminación producen. La reflexión se desprende de un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU), a propósito del tratamiento del tema del calentamiento global tratado en la 74ª Asamblea General del organismo.

En el informe de la ONU se establece que de aquí al 2100 los niveles del mar subirán por encima de un metro en todo el globo terráqueo, lo que traerá como consecuencia inundaciones en sitios sensibles en los que habita la población más pobre.

En los casquetes polares las evidencias del deshielo saltan a la vista.

El estudio del ente multinacional revela que de mantenerse los niveles de aumento de temperaturas en todo el mundo, el derretimiento polar será aún más severo, lo que conlleva a un incremento en los niveles de las masas de agua en todo el planeta.

Las inundaciones causadas por este aumento en los niveles del mar obligará al desplazamiento forzoso de millones de personas, lo que para entonces incidirá de manera drástica en el comportamiento migratorio mundial que conocemos hoy.

Niveles del mar ya han comenzado a aumentar, pero la contaminación en las proporciones actuales traerá consecuencias fatales.

El trabajo respaldado por el Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC), no duda que los niveles de aumento de los niveles marinos podrían subir entre 30 y 60 centímetros si las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen de manera sustancial y el calentamiento global se limita a dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

RB

Artículos relacionados