Bolsonaro pretende quitar un pulmón al planeta

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, declaró que la Amazonia no es el “pulmón vegetal del planeta”, asegurando que es “una falacia decir que es patrimonio de la Humanidad”.

Estas afirmaciones las realizó durante su discurso en la 74.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde desarrolló su discurso sobre la parte de la Amazonía que fue devorada por las llamas.  “Los ataques sensacionalistas que hemos padecido por buena parte de los medios internacionales por la Amazonía ha instigado nuestro sentimiento patriota”.

Bolsonaro se defendió recalcando que la Amazonía no está siendo devastada ni consumida por el fuego y que es sólo una mentira de la prensa con la que se ha visto amenazada la soberanía de Brasil, al tiempo que aseguró que el Gobierno que él preside sigue “las mejores prácticas” en la preservación del hábitat.

Somos uno de los países que más protege su medioambiente”, ha indicado Bolsonaro, quien justificó el descontrolado fuego que consumió 500 mil hectáreas de selva tropical, al decir que “el tiempo seco y el viento” pueden producir incendios.

Según la organización Greenpeace, desde que Bolsonaro asumiera el poder en enero de este año en curso, la deforestación en Brasil ha aumentado un 40 % debido a sus políticas antiambientales. Le critican que facilita la deforestación para posibilitar la explotación comercial de la selva y esta es, de hecho, la principal causa de los devastadores incendios.

El mandatario ultraderechista ha dejado en claro que Brasil no ampliará su territorio y ha afirmado que aquellos que atacan al gigante sudamericano no les preocupan “los indígenas como seres humanos, sino las riquezas de las reservas”.

XC

Artículos relacionados