#VTentrevista Mónica Velandria: La especulación en Venezuela es un ciclo político

Venezuela anunció una nueva batalla contra la especulación en los precios de los productos de alimentación básica. Esta no es la primera medida de este tipo que ejecuta el actual gobierno presidido por Nicolás Maduro. 

Desde 2015 el país caribeño atraviesa una fuerte crisis de precios que ha intentado frenarse con medidas económicas y sociales. Sin embargo, dichas medidas han sido insuficientes para frenar el alza de precios impuesta por las grandes empresas.

La economista y profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Mónica Velandria, asegura que la especulación en Venezuela no es más que un ciclo político, del cual muchos se aprovechan.

En entrevista exclusiva para VTActual, resalta que el fenómeno lo que busca es sabotear la estabilidad social del venezolano.

-¿Qué diferencia esta lucha contra la especulación de las anteriores?

Sin duda las medidas anunciadas recientemente tienen un enfoque diferente porque se fue al punto focal de la especulación, las empresas. Alimentos Polar, tiene el mayor porcentaje de responsabilidad en la especulación de productos y la supervisión permanente tendrá un impacto positivo porque no se podrá aumentar el precio constantemente.

Antes de esto no se habían tomado medidas directas como estar adentro de las empresas fiscalizando cada movimiento.

Estas medidas evitarán el incremento de los productos, tampoco podrán manejar la reposición de inventario a su voluntad ni acaparar la mercancía porque estarán en constante vigilancia.

-¿La especulación es política, moda o sabotaje?

La especulación en Venezuela es un ciclo político, nos enfrentamos a empresarios con intereses económicos partidistas, intereses racistas y lazos capitalistas. Se trata de un ciclo porque recurren siempre a la misma estrategia, la necesidad de los pueblos y eso no solo ha pasado en Venezuela, lo han aplicado gobiernos de derecha en el mundo como en Chile y en Colombia en décadas pasadas.

La diferencia en Venezuela es que el gobierno no es quien empuja a esa especulación, por el contrario, activa programas sociales como los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), las ferias del campo soberanas y las ayudas sociales. Los que empujan la especulación son quienes se oponen a ese gobierno, los empresarios y la oposición venezolana para desgastar a la población una y otra vez con lo que más le afecta, la comida.

– ¿Por qué no han funcionado los planes anteriores contra la especulación?

En las planes anunciados anteriormente, no se aplicó la revisión permanente de los lapsos de costos acordados, es decir, se estableció un costo y no se supervisó que se cumpliera. Hay una gran diferencia entre acordar un costo neto, una cadena de producción y un precio final. No se hicieron mesas de trabajo para evaluar la necesidad de cada empresa, tampoco se determinó cuál era su guía de ruta y todo eso los llevó al fracaso.

Otro factor que los llevó al fracaso fue que durante la batalla que se dio en el 2015, se intentó congelar los precios de muchos productos. Eso no va a funcionar mientras tengamos un proceso inflacionario inducido, que justifica para algunos empresarios el incremento a diario de los productos.

– ¿El aumento del dólar paralelo tiene que ver con esa especulación?

Claro que tiene que ver porque el aumento de ese dólar no es más que ataque directo a la política de gobierno y a la moneda nacional por sectores de derecha apoyados desde el extranjero.

El aumento indiscriminado de los precios esta semana en Venezuela estuvo asociado a la repentina subida del dólar negro, o dólar paralelo que triplico su valor respecto al bolívar en el mercado de divisas.

– ¿Quiénes se benefician de la especulación?

Los empresarios. Por eso digo que es un ciclo político. La empresa produce, acapara inventario y marca el precio justo para evitar problemas con el gobierno y evadir impuestos. El pequeño comerciantes duplica ese precio porque le llega por encima de lo que marca la guía de venta. Mientras el gobierno es quien sale más afectado porque no percibe los impuestos calculados y debe duplicar las ayudas sociales para beneficiar a esa población que no puede comprar los alimentos a un alto costo.

Este martes el vicepresidente para el Área Económica de Venezuela, Tareck El Aissami, anunció que hasta ahora se están respetando los acuerdos establecidos con el sector productivo del país.

Explicó que los 27 rubros que tienen precios nuevos ya se encuentran en los anaqueles de los comercios. Agregó que la venta supervisada de las empresas productivas se está cumpliendo satisfactoriamente, con la colaboración de los empresarios. Detalló que el plan de supervisión de precios justos ya se está ejecutando tanto en los comercios como en los mercados populares de todo el país, de la mano de las alcaldía y gobernaciones.

Narkys Blanco/VTactual.com

#VTentrevista Boza: Empresariado mantendrá precios para cuidar su porción de mercado

Artículos relacionados