Incremento en niveles de migración preocupa a México

Incremento en niveles de migración preocupa a México

Las autoridades mexicanas han revelado este jueves que el flujo de migrantes en la nación norteamericana continúa en aumento y ha sufrido un cambio en su composición: ya no protagonizan el éxodo individuos sino familias enteras procedentes sobre todo de países centroamericanos como Honduras, Guatemala y El Salvador.

El Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM) de ese país, Tonatiuh Guillén, explicó que la mayoría de los migrantes buscan atravesar México para llegar a EEUU y solicitar asilo. Asimismo, resaltó en su informe un paso atípico de ciudadanos africanos y asiáticos por esa nación, un comportamiento totalmente inusual para los aztecas.

Las declaraciones de Guillén se produjeron luego de una polémica información difundida en la que se aseguraba que en Honduras se estaría gestando una nueva caravana madre que llevaría hasta México a unas 20 mil personas.

Estas revelaciones se presentan en un momento delicado para el país, amenazado por el gobierno de #DonaldTrump quien aseguró recientemente que impondría aranceles automotrices al país latinoamericano si este no detenía el flujo de migrantes hacia la frontera.

En México proliferan los campamentos de migrantes que ponen en aprieto a gobernantes locales que no poseen mucho presupuesto.

Desde el pasado mes de octubre de 2018, seis caravanas compuestas por unos seis mil ciudadanos han partido desde los tres países centroamericanos mencionados anteriormente, con rumbo a EEUU, hecho que ha sido catalogado por el inquilino de la Casa Blanca como un ataque que pone en riesgo la seguridad de su país.

Para intentar detener el flujo de latinos hacia EEUU, #DonaldTrump ha amenazado en innumerable cantidad de oportunidades a los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador, a los que incluso les ha retirado una ayuda económica que servía más bien como aliciente para que tropas estadounidenses siguieran ejecutando sus operaciones militares en esos países.

Por lo pronto, México estudia ampliar su marco legal para permitir una movilidad cada vez más regular dentro de su territorio, que registra el paso de sólo 13 por ciento del flujo de personas que consiguen cruzar hacia su vecino país del norte.

ARG


Artículos relacionados