Guatemala salió en defensa de Venezuela y Siria

Guatemala salió en defensa de Venezuela y Siria

El Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) instó a denunciar y enfrentar las agresiones imperialistas contra los pueblos de Venezuela y Siria, a propósito de la celebración del Día Internacional del Trabajo.

La organización política, creada en 1949, también llamó a las personas trabajadoras a luchar por la paz y a organizarse masivamente en sindicatos, sin perder de vista que estos tengan una posición clasista, ética y combativa para poder enfrentar a los capitalistas y al capitalismo.

“Debemos luchar contra la dominación, la explotación y la opresión patriarcal. Tolerancia cero a la violencia machista contra las mujeres, las niñas, los niños y los hombres y mujeres de diversidad sexual”, señaló la agrupación, en un comunicado.

Asimismo alentó a mantener la lucha decidida contra el racismo que afecta a los pueblos indígenas y contra la explotación destructiva de la naturaleza.

“Retomemos el marxismo, nuestra teoría revolucionaria, para avanzar en el camino de la revolución y dar continuidad creadora, en las condiciones y en la realidad nuestra, a la tarea histórica de construir el socialismo”, expresó la organización comunista guatemalteca.

Para sus miembros, es en ese camino en el cual “debemos recuperar aquellos aprendizajes que nos legó la Gran Revolución Socialista de Octubre en Rusia de 1917”.

El PGT denunció que “en Guatemala el despojo de las tierras, territorios y bienes naturales de las comunidades y los pueblos indígenas, ha sido consecuencia de la expansión del capital transnacional en alianza con capitales nacionales, que se suman en condición de dependencia”.

“La expansión de los monocultivos, como la palma de aceite y la caña de azúcar, la construcción de hidroeléctricas, y el incremento del extractivismo, son expresión de la injerencia de las transnacionales capitalistas en los territorios, principalmente de los pueblos indígenas”, añadió.

También mencionó los problemas que enfrenta la juventud trabajadora, imposibilitada de insertarse al mercado laboral; obligada a aceptar trabajos precarios, sin prestaciones laborales, con bajos salarios y jornadas de trabajo extenuantes; y condenada a la marginalidad y la emigración forzada.

En tanto, agrega, “las mujeres guatemaltecas viven de manera agravada la explotación y la opresión capitalista y patriarcal como trabajadoras. Tienen varias e interminables jornadas de trabajo, ganan menor salario, carecen en mayor medida que los hombres de derechos laborales y son acosadas sexualmente en los centros de trabajo”.

Por tales razones, animó a redoblar la lucha y resistencia “contra el capital nacional y transnacional, contra el Estado burgués y el sistema político que los sostiene”.

“Es urgente y necesario retomar las luchas populares y de la clase trabajadora en todos los frentes de manera ofensiva”, consideró la más antigua organización de izquierda en Guatemala.

Con información de Prensa Latina

Artículos relacionados