¿Grupos extremistas en Venezuela consumen captagon?

¿Grupos extremistas en Venezuela consumen captagon?

El mundo entero condena la atroz violencia perpetrada por los miembros del Estado Islámico (EI) en Medio Oriente. Las acciones terroristas son frecuentes, en especial las decapitaciones de civiles, periodistas e inocentes, que según el testimonio de ex integrantes de ese grupo, cobran fuerza debido al consumo de una potente droga conocida como el Captagon. Según el portal Arsenal Terapéutico, esta misma sustancia podría estar circulando dentro de los grupos extremistas financiados por la derecha venezolana.

Este medio publicó hace dos días un trabajo especial titulado “Venezuela: sustancia psicotrópica suministrada a grupos violentos es enviada desde Colombia”, en el cual afirman que sectores violentos de la oposición están siendo abastecidos con sustancias psicoactivas desde la frontera colombiana con Venezuela por supuestas ONGs (según un informe al que tuvo acceso ese portal).

La nota señala que varias empresas internacionales de encomiendas que operan en el país, entre ellas FedEx, UPS y DHL, alertaron a sus clientes que la aduana nacional “les ha prohibido el ingreso de medicinas y material que pudiera ser utilizado por los manifestantes opositores durante los violentos enfrentamientos con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en las calles desde hace dos meses”.

En Venezuela el titular de la marca Captagon es Asta Pharma Aktiengesellschaft, según la oficina de propiedad industrial. Esta droga es tan estimulante como la cocaína y es utilizada por los individuos para sentirse más poderosos y con mayor autoconfianza para realizar cualquier acción sin miedo.

Otra característica de este estupefaciente es que reduce la capacidad de juzgar al otro y produce altos niveles de euforia; esto tal vez explique la exacerbada violencia que se ha registrado en los últimos días en Venezuela, donde los manifestantes han atacado incluso a sus propios compañeros y a ciudadanos que circulaban por las calles, casi todos ajenos a las protestas, realizando linchamientos y provocando la quema de personas acusadas de “infiltrados” dentro de sus manifestaciones.

Lea también: FASCISMO: grupos extremistas queman vivo a joven en Caracas al confundirlo con un chavista

El testimonio de ex miembros de ISIS

De acuerdo a una nota publicada por el portal RT en en noviembre del 2015, “los yihadistas del Estado Islámico recurren muy a menudo a dicha anfetamina ‘mágica’, que aumenta su fuerza y ​​destreza en la batalla, les otorga la impavidez y la brutalidad bestial con la que realizan sus atrocidades: violaciones, decapitaciones y crucifixiones”.

En octubre del 2014 el periodista de la cadena de noticias CNN, Ivan Watson, entrevistó a dos ex miembros del EI dentro de una prisión controlada por los kurdos al norte de Siria. Durante la entrevista estos hombres revelaron detalles sobre la vida dentro del grupo y las torturas a las cuales fueron sometidos periodistas y civiles.

Karrem, uno de los entrevistados, un joven de a penas 19 años, cuenta que durante su membresía dentro del ISIS recibía estupefacientes. “Nos daban drogas, pastillas alucinógenas que te hacían ir al campo de batalla sin que te importara vivir o morir”, reveló el muchacho.

La droga consumida por los yihadistas del Estado Islámico que les ayuda a cometer atrocidades es el Captagon; una anfetamina producida clandestinamente en la frontera entre el Líbano y Siria, que circula dentro de los grupos armados que han proliferado en la zona durante los casi cinco años de conflicto.

AMR

 

 

 

 

 

Artículos relacionados