Existen “pruebas robustas” para anular gobierno de facto de Temer

El instructor del juicio sobre supuesta corrupción en la campaña electoral de 2014 en Brasil afirmó que existen “pruebas robustas” para anular el triunfo de la fórmula ganadora, lo que supondría, de hecho, destituir al actual gobernante no electo.

El magistrado Herman Benjamin comenzó a presentar su voto durante la tercera sesión del juicio que intenta determinar si esa campaña electoral se valió de “abusos económicos y políticos”, lo que en su opinión, se “comprueba” en documentos y testimonios recopilados sobre el caso.

Muchos de esos documentos se apoyan en testimonios dados por exdirectivos del grupo Odebrecht, que han confesado que financiaron ilegalmente a Rousseff y Temer, pero cuatro de los siete miembros del Tribunal Superior Electoral anunciaron que no tendrán en cuenta esa declaración, pues consideran que carece de valor probatorio.

En los testimonios que prestaron a la justicia, los exdirectivos de Odebrecht dijeron haber entregado al menos 150 millones de reales (hoy 45 millones de dólares) a la campaña de Rousseff y Temer y que al menos la tercera parte correspondió al pago de sobornos.

El problema radica en que esa confesión ocurrió casi dos años después de la instauración del juicio electoral, por lo que para la mayoría de los magistrados su utilización violaría el derecho a la amplia defensa, pues la acusación inicial no citaba a Odebrecht. El instructor, sin embargo, insistió en que el papel de ese grupo fue “fundamental” en la cadena de irregularidades que dice haber detectado en la campaña de Rousseff y Temer y que tenía relación con la trama corrupta en Petrobras, mencionada en la acusación que dio base al proceso.

Inicialmente, estaba previsto que los siete magistrados del Tribunal Superior Electoral (TSE) determinaran este jueves, en el tercer día de sesiones, si la reelección del 2014 de la fórmula Dilma Rousseff (PT, izquierda)-Michel Temer (PMDB, centroderecha) debía ser invalidada por abusos de poder y financiación ilegal de la campaña, dentro del megafraude a Petrobras.

Pero el tribunal suspendió los trabajos la noche de este jueves luego de más de diez horas de sesión, sin que el relator del caso, Herman Benjamin, concluyera la extensa argumentación de su voto, que se espera desfavorable para Temer.

Los jueces acordaron retomar el proceso este viernes a las 12H00 GMT, cuando Benjamin emitirá el primero de los siete votos que definirán el pleito.

Con información de Telesur

 

Artículos relacionados