¿”Represión” y “colectivos”?: esta es la verdad

¿”Represión” y “colectivos”?: esta es la verdad

Paola Andreína Ramírez Gómez, Euribe Ventura, Carlos Moreno Barón. Esos tres nombres están circulando en redes sociales, y sus muertes son atribuidas a la “represión” y a “los colectivos” en Venezuela.

A raíz de las marchas convocadas por la dirigencia opositora este miércoles, medios de la derecha y los propios manifestantes han pretendido vincular dichas muertes con la actuación de cuerpos de seguridad del Estado o militantes de la Revolución Bolivariana.

La intención es clara: captar la atención internacional (con el apoyo además de las grandes cadenas de noticias, como CNN, la AFP y hasta The Guardian) con la matriz de que el gobierno venezolano es genocida, y que no contento con “reprimir” a la población opositora, envía sicarios para infundir el miedo y sembrar muerte.

Sin embargo, pasada la confusión que envolvió los tres casos (pues efectivamente los nombres antes mencionados pertenecían a jóvenes asesinados el día de hoy en Venezuela) se han logrado esclarecer las circunstancias de cada homicidio.

El primero en reportarse fue el de Carlos Moreno, joven de 17 años que fue ultimado de un disparo en la plaza La Estrella, ubicada en la urbanización San Bernardino, en Caracas. Dicha ubicación es cercana (unas diez calles) a la Defensoría del Pueblo, destino manifiesto de la marcha opositora, y se encuentra a unas 15 calles de la avenida Bolívar, punto final de la marcha del chavismo.

Su hermano, Melvin Sojo, confirmó poco después del deceso en un centro asistencial que el asesinato de Carlos no fue de orden político. Se dirigía a jugar fútbol con unos amigos y no tenía ningún vínculo con las manifestaciones. Fue abordado por unos sujetos que lo asesinaron para robarlo.

A Paola Ramírez le impactó un disparo en la cabeza mientras se dirigía a buscar a su hermana en la ciudad de San Cristóbal. Caminaba por una calle cerca de una protesta opositora, cuando recibió el disparo y cayó tendida en el medio de la calle. De inmediato se criminalizó al presidente Nicolás Maduro y comenzó a rodar una etiqueta en Twitter llamándolo asesino. Pero Paola no formaba parte de la marcha.

En las mismas redes se habló de que motorizados del chavismo fueron quienes dispararon, y luego circuló un video en el que se ve cómo, en efecto, la mujer cayó al momento en que un grupo de motorizados pasaba frente a ella.

Ya en horas de la noche, el gobernador de la entidad, José Gregorio Vielma Mora, así como el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, confirmaron la captura del presunto homicida, aunque no iba en moto: desde el balcón de su apartamento habría abierto fuego contra la caravana de motociclistas, a los que identificó como chavistas y decidió disparar. Iván Alexis Pernía, el detenido, habría confesado, y se encuentra en la sede regional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Lea también: ¿Quiénes han auspiciado las recientes jornadas de terrorismo en Venezuela?

En el caso de Euribe Ventura, joven de 25 años caído en la ciudad de Puerto Ordaz, estado Bolívar, se aseguraba no solo que su muerte se había producido tras un enfrentamiento con la Guardia Nacional Bolivariana, sino que además se debió al impacto con perdigones disparados por los oficiales.

Ventura recibió heridas por arma blanca cuando unos delincuentes le robaron su vehículo. Lo explicó así el medio regional Correo del Caroní, citando a fuentes policiales, allegados de la víctima y a personal médico del hospital Uyapar, a donde fue trasladado tras el ataque. Quien había “confirmado” la información fue el coordinador general de la Mesa de la Unidad Democrática (Mud) en el municipio Caroní de la citada entidad, Dich Souki Carrión. Ni él ni la misma coalición opositora rectificaron la información.

En algunos casos cuentan como una víctima del gobierno venezolano a la señora Almelina Carrillo, aunque esta fue herida por una botella con agua congelada que lanzaron desde un edificio en La Candelaria, Caracas, contra manifestantes del chavismo que caminaba hacia la avenida Bolívar.

Carrillo, no obstante, ni siquiera era parte de la marcha. Se dirigía hacia su lugar de trabajo cuando fue impactada por el objeto, que le causó una fractura abierta de cráneo. Su estado, informó en horas de la noche el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, era de pronóstico reservado.

https://www.youtube.com/watch?v=8du-HCOgzHg

La noche anterior, el sociólogo Tulio Hernández invitaba a lanzar objetos contundentes desde los edificios, con la finalidad de “neutralizar” a los revolucionarios, desde su cuenta en Twitter, que cuenta con decenas de miles de seguidores.

JI

Artículos relacionados