Tulio Hernández “tira la piedra” y borra los “tuits”

Tulio Hernández “tira la piedra” y borra los “tuits”

Como es ya casi costumbre de los furibundos opositores venezolanos en las redes sociales, luego de azuzar a sus seguidores dando instrucciones precisas de las acciones terroristas la noche previa a las manifestaciones del 19-A, el sociólogo y columnista del diario El Nacional, Tulio Hernández, al día siguiente muy temprano en la mañana borró los mensajes escritos y publicados en Twitter.

Pues sí, tal cual reza el popular dicho venezolano: “Tiran la piedra y esconden la mano”. Como si no hubiese pasado nada y tratando de evitar asumir cualquier responsabilidad por las graves “recomendaciones” que hacía a los marchistas contrarios al gobierno que saldrían a protestar “pacíficamente” a las calles de la capital y otros puntos a nivel nacional para atacar al chavismo.

En un primer mensaje, en horas de la noche del día 18, el profesor universitario y “experto en comunicación” hace referencia a los “colectivos”, específicamente a los motorizados, afirmando y dando por sentado que todos son malandros, violentos y están armados, condicionando la conducta opositora con tono “sarcástico” contrastando el pacifismo de Gandhi o Luther King.

Más grave aún es el siguiente tuit, unos diez minutos después, en el cual detalla la forma cómo “neutralizar” al chavismo indicando que hasta pueden utilizar los “materos”. Esto, infiriendo que desde las alturas de los edificios los opositores pudiesen arrojar objetos contra los revolucionarios.

Lo delicado del asunto viene a que, precisamente, una señora que se encontraba regresando de hacer algunas compras, y que por casualidad estaba atravesando la concentración chavista del 19-A, fue impactada de gravedad por un objeto contundente desde las alturas. ¿Cómo quedará la conciencia de Hernández (de tenerla) si esta ciudadana muere?

Para cerrar la noche con broche de oro, este personaje que se llama consultor internacional en políticas culturales menciona que se va a descansar porque “van con todo”, y afirmando que los afectos al gobierno también, escribe que “algunos se quedarán en el camino”: ¿Qué habrá querido decir con eso, será que sabía algo por adelantado con respecto a las muertes del día 19?

¿Fingiendo demencia? Sí claro, como no, yo te aviso. En un “arrebato de locura” (u otra cosa), el ciudadano en cuestionamiento indicaba cómo agredir deliberadamente a los miembros de los cuerpos de seguridad, así como a los transeúntes simpatizantes del proceso revolucionario para “darles de baja” desde la comodidad del hogar de quienes hoy muestran su verdadero rostro.

Por las redes son extremistas militantes del odio pero a la hora de la chiquita no dan la cara ni reconocen las consecuencias de sus actos, que pueden acarrear sanciones legales según la vigente legislación venezolana, y si lo hacen, salen después haciendo señalamientos al “rrrégimen” de que son perseguidos políticos o sino “milagrosamente” se enferman para no ser juzgados.

LM

Artículos relacionados