Estado Islámico ataca hospital en Afganistán y deja al menos 30 muertos

Estado Islámico ataca hospital en Afganistán y deja al menos 30 muertos

Al menos 30 personas murieron y más de 50 resultaron heridas a consecuencia de un ataque terrorista reivindicado por el Estado Islámico (Daesh en árabe) a un hospital militar de Kabul, capital afgana, indicó a EFE Muhammad Radmanish, portavoz del Ministerio de Defensa.

La mayoría de los asesinados son pacientes, médicos y enfermeras, además de los cuatro atacantes, informó otro portavoz del Ministerio, general Daud Waziri. Agregó que la operación contra los atacantes culminó en horas de la tarde.

Según informes locales, cuatro terroristas atacaron la mañana del miércoles el mayor hospital militar de Afganistán, con capacidad para 400 camas donde son tratados personal de las fuerzas de seguridad y sus familiares. Está situado en el centro de Kabul, frente a la embajada de EE.UU.

Los atacantes vestidos con uniforme médico, entraron por una de las entradas principales del hospital Sardar Mohamad Davud Jan sin que nadie sospechara de ellos, afirman testigos presenciales.

En la entrada, uno de los terroristas detonó los explosivos que portaba, muriendo en el acto, y los otros tres penetraron en las instalaciones armados con fusiles y granadas, para luego ser abatidos por fuerzas especiales de la policía. Posteriormente, se dio una segunda explosión provocada por el estallido de un automóvil dentro del complejo.

Los atacantes habían tomado posición en los pisos superiores del centro asistencial y fuerzas especiales de seguridad acudieron al lugar, dijeron las autoridades. Las fuerzas de seguridad bloquearon la zona aledaña al hospital, en un área muy concurrida, mientras soldados bajaron de helicópteros al techo del edificio principal del complejo hospitalario.

“Hoy somos testigos de un ataque terrorista que ha violado todos los derechos humanos”, manifestó el presidente afgano, Ashraf Gani, en un acto público televisado al afirmar que en todas las religiones y leyes un hospital es considerado un lugar que no se puede atacar.

“El ataque al hospital es un ataque a toda la gente del país”, insistió. El hospital ya sufrió un atentado suicida en 2011.

Un comunicado de la agencia de noticias Amaq, vinculada al Estado Islámico, afirmó que sus combatientes habían atacado el hospital, mientras que un portavoz de los talibanes afganos negó cualquier responsabilidad de su grupo, al señalar que no tienen “ninguna conexión” con el ataque.

Con información de Sputnik y Reuters.

JA

Artículos relacionados