La dura negociación entre China y Venezuela

La obtención de un nuevo crédito mil millonario de China a Venezuela para inversiones en el área petrolera ha entrado en una fase extra de negociación, pues la nación asiática exige reservas de hidrocarburos en garantía para el desembolso.

Fue el pasado 7 de julio cuando el ministro venezolano de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, anunció el otorgamiento de un crédito especial por parte de la República Popular China a Venezuela por 5 mil millones de dólares, destinados al desarrollo de proyectos vinculados al aumento de la producción de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa).

La aspiración de China sobre garantías al préstamo puede tener una connotación negativa, por lo implícito en relación a una dura negociación.

Pero el alto nivel de participación de corporaciones petroleras chinas en las actividades que se desarrollan en la Faja Petrolífera del Orinoco no reflejan que se esté produciendo un inusual debate en torno a una transacción entre dos socios comerciales.

Corporaciones petroleras chinas, como Sinopec, participan en proyectos en la Faja Petrolífera del Orinoco.

El analista internacional y experto en temas de petróleo, Miguel Jaimes, sostuvo una entrevista exclusiva con VenezuelaTimesTV y resaltó que, desde 1999, Venezuela goza de excelentes relaciones de comercio, trabajo e intercambio con la República Popular China.

Para Jaimes, el que China exija garantías en reservas de petróleo para otorgar un nuevo crédito a Venezuela no es un asunto que traiga consigo implicaciones negativas para la nación suramericana.

Sostiene que la actual negociación con China, junto a los convenios y proyectos conjuntos que ya se ejecutan , “otorgan a Venezuela una ventaja competitiva, porque significa para el país una reciprocidad de negocio con su socio asiático”, representado por una economía emergente con una enorme capacidad de inversión que no se limita al área petrolera.

El experto destaca que la excelente relación bilateral, además de lo que califica como un portentoso avance científico, militar y tecnológico de China, le ha permitido a Venezuela asegurar suministros para su seguridad y defensa, renovar su parque automotor y desarrollar ambiciosos proyectos de infraestructura.

Condiciones del mercado venezolano

Lo convulsionada que ha estado la economía venezolana en los últimos años, sin duda alguna, ha alejado la inversión extranjera, lo cual sumado a la caída de los precios del petróleo ha significado un duro escenario para el país.

Pero la nueva configuración de algunos aspectos, entre ellos el “reordenamiento de la logística monetaria”, de acuerdo con Jaimes, genera equilibrio y esperanza en el mercado,  socios que ven en Venezuela una oportunidad para negociar”.

Venezuela negocia una línea crediticia con China para aumentar su capacidad de producción de petróleo.

Se refiere el experto al proceso de reconversión monetaria que adelanta el Gobierno encabezado por Nicolás Maduro, basado en un nuevo cono dual compuesto por el Bolívar Soberano y la criptomoneda Petro, que entrará en vigencia a partir de este 20 de agosto.

“Cuando los países como Venezuela dan señales de que en la realidad económica hay rediseño, de que hay reingeniería, se incentiva a los inversionistas a hacer negocios”, sostuvo Jaimes en su diálogo con Venezuela Times TV.

Bajo este escenario, el país aspira al mantenimiento de la relación y la cooperación comercial con un socio estratégico como China y, en lo inmediato, llevar a un excelente término la negociación que implica una línea de financiamiento para inyectar recursos a la industria petrolera, que actualmente soporta restricciones por la política de sanciones unilaterales que Estados Unidos aplica contra Venezuela.

MFD

Lea más:

Citgo, una pelea poco conveniente para EE.UU.

Esta es la respuesta de China a las amenazas de Trump contra Venezuela

Artículos relacionados