#Impropios Juan Guaidó: el autoproclamado ungido por EE.UU.

Sus primeros pasos en la política ya anunciaban que su futuro no sería muy brillante. Durante las guarimbas de 2014 tuvo un momento de fama cuando se bajó los pantalones y mostró su trasero a las cámaras de la prensa junto a un grupo de manifestantes del partido de ultraderecha Voluntad Popular, dirigido por el prófugo de la justicia, Leopoldo López.

Carente de carisma e ideas, fracasó como candidato a la gobernación del Estado Vargas y sólo pudo llegar a un cargo público como diputado suplente en la Asamblea Nacional elegida en 2010. Su paso inadvertido durante aquél período no aportó nada significativo a la política del estado que representaba, y mucho menos a la vida nacional. Pero las negociaciones entre los partidos de la derecha venezolana lo incluyeron para representar a su entidad como diputado principal.

Aun así, ni el país ni la escena internacional sabía nada del joven político hasta que nuevamente las negociaciones partidistas lo llevaron a presidir un Parlamento en desacato y a protagonizar uno de los actos más oscuros de la política contemporánea: Su autojuramentación como Presidente Interino, contando con el respaldo de Estados Unidos y otros países confabulados contra Venezuela.

Corrupción récord

Ni sus padrinos poderosos han logrado sacar algo de brillo al joven político. Sus apariciones públicas apegadas a un libreto con autores foráneos, están llenas de imprecisiones y desprecio por lo nacional. Engañó a su militancia en más de 10 ocasiones en las que ofreció una “fecha definitiva” para salir del gobierno, se valió de enemigos extranjeros para violar la soberanía de Venezuela para intentar pasar una no solicitada “ayuda humanitaria” y sus cómplices robaron más de 70 millones de dólares en presupuestos engañosos de los bonos de Citgo.

En menos de ocho meses Juan Guaidó, que no ha llegado al poder por la vía legal, ya acumula más actos de corrupción que cualquier gobierno en ejercicio. Sus colaboradores en Colombia,  Rossana Barrera y Kevin Rojas, se robaron la ayuda humanitaria ofrecida a militares desertores que se fueron a ese país y se dieron una vida de lujo con los recursos.

Otro de sus cómplices en el saqueo de activos nacionales, es el abogado José Ignacio Hernández, quien tras ser consultor de la empresa canadiense Crystallex, dio información valiosa para que esa empresa se apropiara de los activos de Citgo en Estados Unidos.

Se entiende por algo impropio lo que es también poco adecuado, inoportuno o desacertado. Por todo ello Juan Guaidó es nuestro impropio del día en VT Actual.

RB

Artículos relacionados