El vínculo real de Juan Guaidó con «Los Rastrojos»

Juan Guaidó se tomó fotos con paramilitares hoy convictos, eso es un hecho irrefutable. Desde la aparición pública de sus fotografías polémicas, muchos de quienes lo respaldan salieron en su defensa, alegando que “cualquiera se toma fotos con desconocidos”, que la relación entre Guaidó y los paramilitares “no tienen fundamento”, o que nadie le pide el carnet de identidad a quien se quiera tomar una foto con una figura pública. Todo ello tiene validez, salvo que sí hay una relación directa entre el diputado con ínfulas de presidente y la organización criminal “Los Rastrojos”.

El fortalecimiento del paramilitarismo en la frontera viene desde el gobierno de Hugo Chávez, y no es que éste lo haya auspiciado. Por el contrario, la ley de tierras promulgada por el líder socialista hizo que los terratenientes que hacen vida en la región contrataran servicios de paramilitares para atemorizar a los campesinos que reclamaban su derecho a la tierra. Desde entonces los paramilitares, como “Los Rastrojos” son vistos como “héroes antichavistas” en muchas zonas fronterizas. Estos grupos también tienen el control del narcotráfico en la región.

Las fotografías muestran a uno de los paramilitares con arma de fuego ante el sonriente diputado venezolano.

Pero ¿cómo llega Juan Guaidó a “Los Rastrojos”? El día 22 de febrero, cuando se preparaba la entrada ilegal de “ayuda humanitaria” a Venezuela, Guaidó cruzó hacia Colombia con ayuda de los grupos paramilitares. Según Wilfrido Cañizares, director de la Fundación Progresar, que vela por la paz y el desarrollo humano en Colombia, la entrada del diputado venezolano fue coordinada en Puerto Santander por miembros de esa banda narcoparamilitar. Asegura Cañizares que los habitantes de la zona fueron obligados por «Los Rastrojos» a permanecer en sus viviendas, hasta que Guaidó fue recogido por funcionarios de la Alcaldía de Cúcuta. Durante la espera se habrían tomado las fotografías.

Defensas sospechosas

Apenas se hicieron virales las fotografías que mostraban al diputado junto a Albeiro Lobo Quintero, alias Brother, y John Jairo Durán, alias el Menor, llovieron las declaraciones en favor de Guaidó por parte de sus más feroces defensores. El concejal de la ciudad fronteriza de Cúcuta,  Juan Felipe Corzo, dijo en un acto de defensa ciega: “No creo que se le pueda pedir el antecedente a nadie antes de tomarse una foto. Lo que sí sabemos es que no tiene ningún tipo de contacto con delincuentes”.

“No existe ninguna vinculación del gobierno interino de Juan Guaidó con ningún grupo paramilitar o guerrillero. Cero, cero”, dijo el embajador de Guaidó en Washington, Carlos Vecchio, con un testimonio con el que trataba de autoconvencerse. Periodistas como el venezolano Sergio Novelli, tomó partido de inmediato en favor del diputado, pero más notable fue la senadora uribista Paloma Valencia, que en defensa de Guaidó dijo: “Los rastrojos no son paramilitares”.

El diputado en entrevista concedida a un medio internacional, celebró que los paramilitares junto a los que posó en las fotografías se encuentren detenidos, confirmando de esta manera que estaba en compañía de éstos al ingresar de manera irregular a territorio colombiano

El dirigente opositor, a quien pareció no importarle posar al lado de hombres armados sin saber quiénes son, declaró que “es difícil discriminar quién pidió fotos ese día, fueron muchas personas”.

RB

Artículos relacionados