#VTesencia Diablos Danzantes: ejemplo de integración sociocultural

En diversas regiones de Venezuela, significativos elementos simbólicos populares han sido unidas a la solemnidad de la iglesia católica. Por varios siglos se mantiene una celebración donde se muestran alegorías relacionadas al paganismo, agrupaciones brindan representaciones escénicas en sus calles con rituales dentro y fuera de la iglesia seleccionada por tradición. Con la actual pandemia y estando aún en cuarentena en mayo del 2020, estas fiestas no se podrán realizar. #VTesencia te invita a conocer un patrimonio inmaterial de la humanidad, Los Diablos Danzantes de Corpus Christis.

El Corpus Christis

Historia de la festividad

El origen de la llamativa expresión popular “Diablos Danzantes”, se remonta al siglo XV, tomando como datos registros de cronistas en el cual afirman que se inició por el catolicismo en España y llegó a las zonas centrales de Venezuela aproximadamente hace más de 400 años. De impactantes representación teatrales litúrgicas vinculada a la época medieval que se les fue sumando nociones indígenas y africanas. Los antiguos danzantes eran esclavos de haciendas, el mensaje escenificado por ellos era el triunfo del bien sobre el mal, luego de transcurrir nueve jueves pasada la Semana Santa.

Ritual de los Diablos Danzantes

Regiones para la celebración

La cultura popular venezolana tiene hermosas cualidades, su gente y lugares, por ejemplo, las zonas donde se mantiene viva la tradición de los Diablos Danzantes de Corpus Christi. En varios municipios de los estados; Carabobo, Cojedes y Guárico son puntos destinados para el encuentro anual de promeseros, devotos al Santísimo Sacramento del altar de la iglesia católica y turistas que admiran esta impactante expresión cultural. Las regiones que muestran más antigüedad de esta festividad son; Yare estado Miranda, la parroquia Naiguatá  en el estado La Guaira, Cata y Chuao en Aragua.

Tinaquillo, estado Cojedes

Las once cofradías

Gran parte de estas congregaciones folclóricas y religiosas de danzantes venezolanos son inmemoriales, haciendo referencia especial la del municipio Yare del estado Miranda, donde se ubica una de las cofradías más antigua y reconocida de Latinoamérica, fundada en el siglo XVII. Prácticamente estos centros de reuniones funcionan como casas culturales, donde se les brinda a varias generaciones de Diablos promeseros la formación y preservación de esta expresión popular. A todos los capataces por su jerarquía se les debe un gran respeto, ellos imponen el orden y la disciplina.

Cofradías de Diablos Danzantes

Mascaras, vestuario, música y danza

Los Diablos de Corpus Chistis se caracterizan por sus coloridos trajes en los que plasman diferentes símbolos, extravagantes mascaras de raras figuras mezcladas con forma de animales, música sin cantos, acompañados por maracas, tambor, guitarra y cuatro, una danza-ritual llena de pasos libres, giros y saltos combinados que se adaptan a la melodía. Cada región representada por sus cofradías son diferentes en los elementos antes mencionados. Todo este protocolo es para hacer el pago de promesas, relacionadas a las salud de familiares, una buena cosecha y la fortaleza del ser humano.

Maraca y bastón en las manos de los Diablos Danzantes de Yare, estado Miranda

Los Diablos en labores sociales

Por muchos años esta gran fraternidad de danzantes, vienen realizando un interesante trabajo de apoyo social, brindando el bienestar a sus integrantes y familiares. Aportes para diversas gestiones, como en la educación, entre otros aspectos personales que está establecido en sus estatutos. En las comunidades donde estos activadores culturales hacen vida también ofrecen su valiosa colaboración en pro del desarrollo de sus habitantes. Se dictan clases con respetados maestros para aprender a bailar, elaborar los trajes y mascaras con el fin de preservar el patrimonio de sus antecesores plasmadas en esta manifestación.

Maestros Capataces

Merecidos galardones

La exuberante riqueza cultural que posee Venezuela es mostrada con gran orgullo por sus cultores a nivel nacional e internacional, logrando de esta manera reconocimientos trascendentales, generando el interés para la preservación, investigación y difusión.

Cabe destacar que los danzantes también gozan de un prestigio en las artes plásticas, sus obras han sido expuestas en museos y galerías. El 6 de diciembre de 2012, las legendarias once cofradías de Los Diablos Danzantes de Corpus Christis, recibieron el certificado de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que otorga la UNESCO.

A continuación, te invitamos a tomar unos minutos de tu tiempo para que disfrutes este video testimonial de la manifestación tradicional venezolana, Diablos Danzantes de Corpus Christis, cofradía de la parroquia Naiguatá, actual estado La Guaira.

Lisdhe Ramos/VTactual.com

#VTesencia Día del Artista Plástico: un homenaje a las manos que le dan forma a los sueños

Artículos relacionados