Continúan las tensiones entre Grecia y Turquía por arresto de funcionario consular

Turquía condena la detención del personal del consulado en Grecia.

Continúan las tensiones entre Grecia y Turquía por arresto de funcionario consular

La policía griega detuvo a un funcionario consular turco por ejercer labores de presunto espionaje

La policía griega ha detenido a un funcionario consular turco bajo sospecha de espionaje, dijo una fuente griega de alto nivel, en un caso que probablemente tensará aún más las relaciones problemáticas entre los dos aliados de la OTAN.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía condenó rápidamente el arresto, diciendo que violaba los derechos del funcionario consular. El funcionario, un griego empleado en el consulado turco en la isla de Rodas, fue arrestado el viernes después de ser interrogado hace una semana. Un segundo ciudadano griego también fue arrestado.

“Una persona trabajaba en el consulado turco de Rodas y el segundo hombre trabajaba como cocinero en un barco de pasajeros que operaba la línea Rodas-Kastelorizo”, dijo un oficial de policía a Reuters. Kastelorizo es una pequeña isla griega justo en la costa turca.

El Ministerio de Relaciones Exteriores  de Turquía acusó a los medios de comunicación griegos de “atacar a nuestro personal y su familia, así como a nuestros representantes y empleados en Grecia, violando la presunción de inocencia”. Sugiriendo que la investigación fue ideada por grupos que buscaban aumentar aún más las tensiones entre los dos países, la declaración añadía que Turquía tomaría las medidas necesarias para salvaguardar los derechos de Sebahattin Bayram, el funcionario detenido.

Alegan violación de la seguridad

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía dijo que el trabajador del consulado era un secretario en su representación de Rodas. “En el proceso que condujo al arresto de nuestro empleado, de nacionalidad griega, Grecia violó su libertad, seguridad y respeto a los derechos privados y familiares en el marco de la Convención Europea de Derechos Humanos y la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares”, dijo el Ministerio.

Uno de los sospechosos fue acusado de fotografiar los movimientos de las fuerzas armadas griegas en el Mar Egeo. Los medios de comunicación griegos han informado de que ambos individuos son miembros de la minoría musulmana de Grecia con base en el norte del país y que habían estado bajo vigilancia durante varios meses.

Grecia y Turquía tienen tensiones desde hace mucho tiempo, que van desde la isla dividida de Chipre hasta los derechos de exploración en el mar Egeo y el Mediterráneo. Las tensiones estallaron en agosto cuando Turquía envió un buque de exploración sísmica a las aguas reclamadas por Grecia.

tensiones entre Grecia y Turquía
Turquía ha rechazado las reclamaciones de límites marítimos de Grecia.

Límites

Turquía, que tiene el litoral continental más largo del Mediterráneo oriental, ha rechazado las reclamaciones de límites marítimos de Grecia y de la administración grecochipriota y ha subrayado que esas reclamaciones excesivas violan los derechos soberanos tanto de Turquía como de los turcochipriotas.

Ankara ha enviado varios buques de perforación en los últimos meses para explorar los recursos energéticos del Mediterráneo oriental, haciendo valer sus propios derechos en la región, así como los de la República Turca de Chipre Septentrional. Los dirigentes turcos han subrayado repetidamente que Ankara está a favor de resolver todos los problemas pendientes de la región mediante el derecho internacional, las relaciones de buena vecindad, el diálogo y la negociación.

Sanciones

El Ministro de Relaciones Exteriores de Grecia, Nikos Dendias, reconoció que a Atenas le hubiera gustado que sus socios de la Unión Europea adoptaran una postura más firme respecto de las violaciones de Turquía, pero añadió que, no obstante, están tratando a Turquía como un problema europeo y no como un país que sólo tiene diferencias con dos Estados miembros.

Dendias expresó la creencia de que las sanciones impuestas por los Estados Unidos, junto con las advertencias emitidas en la reunión del Consejo Europeo de la semana pasada, podrían dar lugar a lo que describió como un “período de calma” que permitiría reanudar las conversaciones exploratorias.

Reiteró que Grecia está dispuesta a entablar un “diálogo constructivo” con Turquía, con la condición de que Ankara deje de provocar en el Egeo y el Mediterráneo Oriental. También subrayó que la única controversia que se discute es la delimitación de las zonas marítimas y la plataforma continental.

Artículos relacionados