Justicia colombiana pretende limpiar su nombre

Con el objetivo de solapar los señalamientos que han recaído sobre el gobierno colombiano y parte de los representantes de la justicia del país, por su vinculación en hechos de corrupción, el presidente Iván Duque, indicó que está preparado para nombrar un fiscal ad hoc en la investigación en el caso Odebrecht.

“El fiscal ya se había declarado impedido y había delegado en la vicefiscal, María Paulina Riveros. La vicefiscal también está pidiendo ad hoc, entonces, como presidente estoy listo a obrar cuando me lo solicite la Corte Suprema para presentar una terna y que se pueda proceder con una persona de las más altas condiciones”, dijo el mandatario.

Ante esta acción que pretende mostrar la imparcialidad de la justicia colombiana, el mandatario nacional, precisó que con esta iniciativa se busca determinar, con exactitud, quienes estuvieron involucrados con la empresa brasileña y hacer que los mismos reciban las condenas correspondientes, de acuerdo a lo establecido en las leyes colombianas.

El actual fiscal General de Colombia, Néstor Humberto Martínez, quien llevaba adelante las investigaciones de este caso, será reemplazado, luego de que fuese acusado de tener conocimiento de los delitos de corrupción perpetrados en el país a través de la firma brasileña.

En este sentido, el jefe de Estado del país suramericano, reafirmó su respaldo a Martínez, ya que considera que la justicia en el país se ha fortalecido durante la función del fiscal General.

YR

Popularidad de Iván Duque en picada

Artículos relacionados