Brexit hace tambalear institucionalidad británica

Una nueva crisis se avecina contra Reino Unido y esta vez, aunque su origen es el Brexit, la amenaza no viene desde afuera. Se trata de un conflicto de poderes que promete enfrentar a los Comunes con el poder Ejecutivo en una pugna por la salida con acuerdo o no del bloque comercial europeo. El primer ministro, Boris Johnson, amenazó con pasar por encima del Parlamento si pone trabas para salir de la UE, pero ya el Legislativo se alista para una confrontación ante una medida extrema.

John Bercow, portavoz de la Cámara de los Comunes, ofreció unas declaraciones a la prensa desde Escocia en las que deja claro que su bancada puede evitar que se produzca un Brexit sin acuerdo para el 31 de octubre, fecha en la que Johnson planea dar el cese definitivo por cualquier vía. Bercow señaló que los comunes se opondrán a cualquier intento de sortear el Parlamento para retirar al país de la UE.

John Bercow confrontará a Johnson desde la Cámara de los Comunes por un Brexit con acuerdo

No podemos permitirnos un escenario de cierre parlamentario. Somos una sociedad democrática”, sentenció Bercow al defender la institucionalidad de Reino Unido. “El Parlamento tendrá que ser escuchado y, en lo que a mí respecta, nadie podrá impedir que esto ocurra”, dijo el político que estudia otras opciones parlamentarias para hacer cumplir una salida negociada de la UE.

La mano detrás del Brexit

Philip Hammond, ex ministro de Finanzas de Theresa May, denunció que personas “no electas” y que trabajan con el primer ministro Boris Johnson, son los artífices de la estrategia de un Brexit sin acuerdo y que impulsan la supresión de la cláusula de salvaguarda sobre la frontera irlandesa.

El ex ministro Hammond está opuesto a una salida sin acuerdo de la UE.

Hammond instó al Parlamento a evitar que estas personas que operan detrás de la fachada institucional, obliguen a toda la nación a un proceso de salida mucho más traumático. El ex  ministro confesó que hay un fuerte grupo de parlamentarios ganados a la idea de impedir que Reino Unido salga de la UE sin un acuerdo. “El Parlamento se opone claramente a una salida sin acuerdo, y el primer ministro debe respetarlo”, apuntó.

RB


Artículos relacionados