Brexit sin acuerdo: Reino Unido y su Plan B

Como se esperaba, la investidura de Boris Johnson como primer ministro llevaría a Reino Unido a pelear un Brexit sin acuerdo. Este panorama que enciende las alarmas de las industrias británicas ha obligado al gobierno a preparar un plan de emergencia para enfrentar dificultades mayores en sectores sensibles.

El nuevo ministro de Finanzas, Sajid Javid, anunció que el gobierno desembolsará una inversión de unas 2.100 millones de libras (2.300 millones de euros) para un plan de emergencia que disminuya los impactos de un Brexit «salvaje».

El monto aprobado se orientará para provisiones de emergencia de medicamentos, la contratación de más agentes de fronteras, así como el financiamiento de campañas informativas para ofrecer mayores datos a la población sobre los acontecimientos que se avecinan.

«Queremos lograr un buen acuerdo que elimine la antidemocrática salvaguarda (referida a la frontera con Irlanda). Pero si no podemos conseguirlo, tendremos que irnos sin acuerdo«, dijo Javid a la prensa londinense.

Expertos aseguran que un Brexit sin acuerdo extendería sus efectos negativos a la economía mundial y llevaría a Reino Unido a una recesión que afectaría los mercados financieros mundiales. A cambio los partidarios del Brexit sin acuerdo estiman que Reino Unido prosperará tras su salida de la Unión Europea, pero no explican cómo.

RB

Artículos relacionados