A pesar de llamados al diálogo, Parlamento venezolano insiste en la confrontación

A pesar de llamados al diálogo, Parlamento venezolano insiste en la confrontación

La Asamblea Nacional, con mayoría de diputados de la derecha, amenazó este fin de semana con iniciar un proceso para remover de sus cargos a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“Esos magistrados que dieron un ‘golpe de Estado’ no pueden quedar impunes”, dijo el diputado Freddy Guevara, miembro del partido Voluntad Popular, responsable de acciones violentas y vandálicas en todo el país. Estas declaraciones las ofreció desde el Palacio Federal Legislativo y anunció que iniciarán el proceso este martes.

Las declaraciones de Guevara responden a las sentencias que emitió el TSJ esta semana en las que se revisa la inmunidad parlamentaria de quienes emprendan delitos contra la Patria por un lado y otro fallo en el que el Poder Judicial y el Ejecutivo suplen algunas de las atribuciones del Parlamento, ante su continua situación de desacato.

Ambas sentencias están siendo revisadas en este momento. Sin embargo, la AN continúa en desacato por no desincorporar a tres diputados cuya elección está impugnada por denuncias de fraude electoral, por lo que las decisiones y actuaciones del Parlamento son nulas.

Por otra parte, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, contempla el equilibrio entre poderes, en el marco del cual, para destituir magistrados, el Ministerio Público y la Contraloría General deben considerar y demostrar que hubo una falta grave de los magistrados.

El actual Parlamento de mayoría opositora representa un riesgo real para la democracia y la institucionalidad venezolana. En situación de desacato, han aprobado acuerdos como el abandono del cargo y la destitución del Presidente, figura que no está contemplada en la Constitución.

Además, se negaron a debatir un acuerdo de rechazo al decreto de Estados Unidos en el que señala a Venezuela como una amenaza “inusual y extraordinaria” contra la seguridad nacional de ese país, pero aprobaron solicitar la intervención en los asuntos internos de Venezuela, por medio de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A pesar de estas acciones, orientadas abiertamente a incrementar la confrontación política, el presidente Nicolás Maduro reiteró el llamado al diálogo político, una vez más, como única vía para resolver los conflictos internos.

JS

Artículos relacionados