Un verano que derrite a Siberia

Un verano que derrite a Siberia

Un verano con altas temperaturas se ha registrado en gran parte de Europa, sin embargo, una de las regiones que más ha sorprendido es la de Siberia en la Federación rusa, a donde ha llegado a alcanzar los 40ºC, definiendo al mes de junio como el más cálido en más de un siglo en ese región del Ártico.

Los habitantes de la región del este de Rusia han enfrentado problemas por la ola de calor, con incendios de gran magnitud, problemas con el suministro eléctrico, transporte y otros servicios públicos.

Un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) dio a conocer que el mes de junio fue el segundo más cálido registrado de la historia. De hecho, en los días recientes en Finlandia la temperatura se ha situado en 33 grados centígrados replicándose otras regiones frías como Escandinavia, Reino Unido, Irlanda y Canadá.

Las personas aprovechan para refrescarse en fuentes de las ciudades.

Expertos en materia ambiental coinciden en que estos eventos climáticos concuerdan con los escenarios previstos por la comunidad científica como consecuencia del calentamiento global, pero igual reconocen que hacen falta más estudios que unan directamente el episodio en concreto con el cambio climático.

El meteorólogo estadounidense, Nicholas Humphrey, ha calificado como  “absolutamente increíble” uno de los eventos de calor más intensos que haya ocurrido en una latitud tan septentrional, igualmente, precisó que el descenso del volumen de hielo por la ola de calor siberiana afectó sobre todo la costa ártica rusa.

NP

Artículos relacionados