Uma rompe el silencio: Tarantino quiso matarme

La actriz y protagonista de Kill Bill, Uma Thurman, reveló la agresión sexual vivida con el productor hollywoodense Harvey Weinstein y el desagradable momento que el director Quentin Tarantino le hizo pasar durante un rodaje en México.

Estas declaraciones suceden dos meses después de que Uma publicara a través de su red social Instagram un mensaje en el que manifiesta su alegría por cómo el mundo de Weinstein se había venido abajo, tras las sucesivas acusaciones de acoso sexual.

«Me alegro que sea despacio, no mereces una bala», escribió y anunció que pronto daría una revelación mayor: «Cuando esté lista, diré lo que tengo que decir… estén atentos«.

En un artículo publicado por The New York Times y titulado This Is Why Uma Thurman Is Angry (Por esto Uma Thurman está enojada), la actriz acusó a Weinstein de haberla atacado en una suite del Savoy Hotel en Londres algunos meses después del estreno de Pulp Fiction.

“Me empujó hasta tumbarme. Intentó abalanzarse sobre mí. Intentó exponerse a sí mismo. Hizo todo tipo de cosas desagradables. Pero en realidad no se esforzó, así que terminé como un animal que se escabulle, como un lagarto”, relató.
Thurman aseguró que Weinstein intentó disculparse del incidente enviándole flores. La respuesta de la actriz fue confrontarlo, por lo que el productor amenazó con terminar con su carrera.
Tiempo después, durante un after party luego del Festival de Cannes en la que Thurman le confesó a Tarantino sobre lo ocurrido tiempo atrás, Weinstein intentó disculparse nuevamente con la actriz.

Tarantino se une a la lista de abusadores de Wollywood

Uma reveló que estuvo a punto de perder la vida durante la grabación de una peligrosa escena para ‘Kill Bill’ en México en el 2003, cuando Tarantino la obligó conducir una auto a gran velocidad sin importarle las consecuencias.

La actriz relató que había problemas conocidos con el vehículo y que Tarantino se puso «furioso» cuando ella le insistió que usaran un doble durante el rodaje, por lo que la obligó a subir al vehículo y conducirlo.

«Quentin vino a mi tráiler y no quería escuchar. Estaba furioso porque estaba costándole mucho tiempo, pero yo estaba asustada. Me dijo ‘Te prometo que el carro está bien. Es una carretera recta. Tienes que alcanzar los 65 kilómetros por hora porque sino tu pelo no ondeará como debe y te haré repetirlo’… Era una trampa mortal. El asiento no estaba sujeto como debía, no era una carretera recta y estaba llena de arena», afirmó.

Esta escena le costó a la actriz una conmoción cerebral y varios golpes en su cuerpo, accidente que puso en riesgo su vida. La célebre actriz mencionó que en otras dos secuencias de esta misma película, Tarantino le escupió y la estranguló con una cadena.

AMR

Frida Khalo también sufrió acoso sexual en Hollywood

 

Artículos relacionados