El Ocaso del Dow Jones

Entre el drama y la acción, en medio de esos dos géneros se desarrolló la novela del Dow Jones en Wall Street esta semana, luego de que el pasado lunes, el índice industrial más ponderado de los mercados bursátiles perdiera más de 1.500 puntos en una sola jornada.

El pánico generado por los datos del empleo en EE.UU. habría sido la causa del desplome más significativo de la historia, con un retroceso de 1.597 puntos, una continuidad a los números rojos alcanzados el pasado viernes.

Pese a ser el desplome más grave de todos los tiempos, esta caída del 5,6% no supera el retroceso registrado durante la crisis financiera de Estados Unidos en el año 2008, que alcanzó el 7% con una pérdida de 777.68 puntos.

Los desplomes suceden cuando los inversionistas de los mercados bursátiles especulan sobre el futuro de la economía norteamericana y comienzan a vender las acciones para intentar minimizar el riesgo de pérdida.

El anuncio del aumento salarial por parte de la Reserva Federal provocó que los inversionistas empezaran a salir en bloque de los bonos soberanos.

Aumento de la tasa de empleo en EE.UU. causa furor

El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos publicó recientemente las cifras de empleo y aumento de salarios para 18 estados del país; el aumento de vacantes (200 mil puestos de trabajo) de la Reserva Federal supone también un alza de las tasas de interés, aunado a la crecida de precios de productos y servicios que son un posible escenario de inflación.

Este aumento salarial provocó que los inversionistas empezaran a salir en bloque de los bonos soberanos. Las caídas más estrepitosas del Dow Jones fueron las de la petrolera ExxonMobil (-4,28%), Johnson & Johnson (2,59%) y la farmacéutica Pfizer (-2,09%).

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, predijo este jueves durante una conferencia empresarial en Frankfurt , que la tasa de desempleo podría caer por debajo del 4 por ciento este año, esto supone un rápido crecimiento e inflación, argumentos clave para el ajuste de las políticas monetarias.

El efecto dominó sobre los mercados bursátiles mundiales

La Bolsa de Tokio experimentó el pasado lunes una caída de 4% en sus primeros minutos de operaciones, mientras  el índice Nikkei descendió un 4.10% hasta los 21.752,41 puntos.

En el caso de América Latina, las bolsas registraron fuertes caídas también tras el desplome del Dow Jones; en Buenos Aires la bolsa cerró con una caída de 4,42 %, en Sao Paulo de 2,59 % y el índice Colcap en Colombia perdió 2,85 %.

Las caídas menos dramáticas se registraron en Chile, donde el IPSA, el principal índice bursátil chileno registró un 1,62 %, mientras el Índice General de la Bolsa de Valores de Lima cayó en 1,01 %.

El drama del Ocaso del Dow Jones apenas comienza antes de cumplirse el primer trimestre del año 2018 y podría desencadenar una implosión económica, quizás peor que la de 1929, colapso bursátil que desembocó en la Gran Depresión.

AMR

El Ocaso del Dow Jones

 

 

 

 

Artículos relacionados