Arde EE.UU. y #DonaldTrump culpa a la “extrema izquierda”

El presidente norteamericano, #DonaldTrump, responsabilizó al grupo de la extrema izquierda Antifa (abreviatura de antifascista), al cual tildó de terrorista, por las manifestaciones que continuaron este fin de semana en más de 25 ciudades de EE.UU., luego que un policía de Minneapolis asesinara al afroamericano George Floyd el pasado lunes 25 de mayo.

Los señalamientos fueron emitidos por  el mandatario a través de su cuenta en Twitter, red social a la cual la semana pasada amenazó con cerrar, donde anunció que su Gobierno declarará a Antifa como “terrorista».

«No veo ninguna indicación de que haya grupos de supremacía blanca mezclados. Esta es una organización Antifa. Participaron en Occupy Wall Street. Es la misma mentalidad», recalcó #DonaldTrump en otro mensaje donde desmarcó a supremacistas del grupo.

En una serie de trinos, Trump felicitó a la Guardia Nacional por «el gran trabajo» que hicieron en Mineápolis (Minnesota). En ese sentido, destacó que el cuerpo policial  bloqueó rápidamente «a los anarquistas liderados por Antifa, entre otros». «¡Debería haberlo hecho el alcalde la primera noche y no habría habido problemas!», dijo citado por Russia Today.

Por su parte, el fiscal general, William Barr, emitió una declaración en la que aseguró que el Departamento de Justicia activará a las 56 oficinas de la Fuerza de Tareas Conjuntas del FBI para identificar a “grupos radicales y agitadores externos”.

En respuesta al inquilino de la Casa Blanca, donde también se hicieron sentir los manifestantes, la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, crítica de Trump, se preguntó por qué el FBI no trata a los supremacistas blancos como grupos de terrorismo interno.

«He cuestionado el @FBI  en el Congreso por qué no usan etiquetas de terror doméstico para grupos de supremacía blanca. Testificaron que la ley impide etiquetar a los grupos estadounidenses como terroristas, con graves preocupaciones por las libertades civiles. ¿Dónde está esa preocupación hoy?», cuestionó.

Este fin de semana, autoridades de esa nación norteamericana han declarado toque de queda en más de 25 ciudades a fin de controlar los disturbios.

Casi una docena de gobernadores han activado a la Guardia Nacional para disipar a las multitudes y detener los saqueos. Informes preliminares calculan que cerca de 1.400 individuos han sido arrestados en 17 ciudades estadounidenses desde el pasado jueves.

Medios reportan que Trump habría sido llevado a un búnker subterráneo el viernes a medida que aumentaban las protestas frente a la Casa Blanca por la muerte de George Floyd.

El lugar fue utilizado en el pasado durante ataques terroristas, informa The New York Times, citando a una fuente cercana a la Administración.

SI/VTactual

Excesos policiales no cesan en EE.UU. a pesar del incidente Floyd

 


			          
         
               

Artículos relacionados