#VTanálisis El teletrabajo: opción en cuarentena que puede ser un riesgo para el trabajador

La nueva normalidad llegó para quedarse y la aceptación de este escenario ha sido tal, que ya el mundo prepara planes de desarrollo basándose en esta realidad que obliga a buena parte de la población mundial a mantenerse en casa.

Aunque mucho antes de este escenario empresas como Facebook ya habían hablado de avanzar hacia la adopción del teletrabajo en el 50 por ciento de su plantilla, pero en un período de cinco años, para otros ha sido una sorpresa —ya no tan grata— que obliga a repensar la forma en la que se están haciendo las cosas.

En un principio la opción del teletrabajo fue beneficiosa tanto para empresas, como para empleados preocupados por la posible pérdida de sus ingresos. Sin embargo, con el pasar de los días y con la certeza de que la pandemia de Covid-19 podría durar mucho más de lo esperado, se hace necesaria la discusión sobre todo en el ámbito legalde los efectos que puede tener esta práctica en la población.

La disminución de la productividad y la aparición de enfermedades laborales, son apenas dos de las consecuencias que reportan empleadores y empleados luego de tres meses de implementar esta dinámica de trabajo.

Asimismo, juega en contra de este sistema el incremento en el número de horas que se trabaja desde casa, que de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha aumentado dos horas, en el mejor de los casos.

No en vano, el más reciente informe avalado por el organismo y denominado “Trabajando en cualquier momento y en cualquier lugar: los efectos en el mundo del trabajo”, asegura que el principal reto de los trabajadores en este momento es que los empleadores respeten su derecho a la desconexión.

Análisis publicados recientemente por Bloomberg y Forbes, confirman el escenario refiriendo que el número de horas extras laboradas por quienes adoptaron el teletrabajo ha aumentado en 40 por ciento.

Otras investigaciones orientadas más hacia los picos de conexión a Internet, han determinado que horarios poco concurridos como la medianoche o las 3:00 de la mañana ahora presentan una actividad importante.

Estos excesos han llevado a la OIT a publicar un informe, como parte de su serie Work and family Information Sheets, en el que destacan que aunque el teletrabajo es una solución, en las condiciones en las que se está dando pudiera ser más bien un obstáculo para las empresas a corto plazo.

De acuerdo con el organismo, “el cansancio disminuye la productividad, sobre todo si estas situaciones se repiten frecuentemente. Trabajar muchas horas puede afectar la tasa de errores, el ritmo de trabajo y el comportamiento social”.

Si sé es mujer, el panorama empeora

Un estudio publicado en México, señala que el 62% de las mujeres han reportado sentirse angustiadas e inquietas frente a un 29% de hombres que aseguraron sentir lo mismo.

La investigación también reveló que más del 50% de mujeres aseguran sentirse agobiadas sobre todo por la gran carga de trabajo que pesa sobre sus hombros, un resultado que pudiera extrapolarse a toda Latinoamérica cuya cultura es fundamentalmente matriarcal.

Esto quiere decir que, la mayoría de las mujeres lleva las riendas del hogar en casi todos los aspectos, incluyendo el económico. Con estas conclusiones sobre el tapete, toca analizar cuáles serán las consecuencias que la coyuntura actual provocará en la vida de las mujeres.

Podríamos aventurarnos a señalar que la cuarentena y el teletrabajo entonces le cuesta el doble a las mujeres, quienes deben estar pendientes de las tareas del hogar, la educación en casa, la alimentación, el abastecimiento de las provisiones y su propio empleo.

No están dadas las condiciones

Aunque varios países han aprobado legislaciones para regular el teletrabajo, como por ejemplo: Colombia, Costa Rica y Argentina, aún no están dadas las condiciones en la mayoría de los casos para que el teletrabajo funcione de la mejor manera para ambas partes: empleado y empleador.

En principio, la mayoría de los trabajadores están enfrentando esta coyuntura con sus propios recursos, algo que la OIT considera como un error.

Entre las recomendaciones que hace el organismo para que se aprovechen todas las oportunidades que ofrece el teletrabajo, se encuentran que el empleador facilite al trabajador todos los equipos necesarios para que desempeñe su labor, a menos que el contrato establezca lo contrario.

Igualmente, piden a los empleadores estudiar la posibilidad de “reembolsar a los trabajadores los gastos razonables y necesarios en que hayan incurrido estos últimos al realizar las tareas requeridas”.

Para la OIT, lo ideal es que el trabajador tenga en casa todas las comodidades que le permitan desempeñar sus funciones con tranquilidad y seguridad, algo que Google ha entendido muy bien, pues recientemente otorgó mil dólares a sus trabajadores para que acondicionen los espacios en los que realizarán sus funciones.

Andreína Ramos Ginés/VTactual.com

@aramosgines

#VTech Cómo lidiar con el teletrabajo en tiempos de cuarentena

Artículos relacionados