Requisitos necesarios para exportar un vehículo

Requisitos necesarios para exportar un vehículo

Son muchas las personas en nuestro país que se han planteado alguna vez la posibilidad de exportar sus vehículos al extranjero, por ejemplo, a la hora de venderlos de una forma más óptima. Pero para poder llevar a cabo esta tarea es esencial realizar una serie de trámites a través de la DGT y cumplir una serie de requisitos básicos si queremos que todo el proceso cuente con las mayores garantías posibles de calidad, seguridad, y sobre todo, legalidad. 

Transportar cualquier tipo de producto o artículo desde nuestras fronteras puede ser todo un quebradero de cabeza si no se realiza de la forma adecuada ni se siguen los pasos marcados por las autoridades. Es por eso que cuando queremos llevar a cabo una tarea de exportación de gran envergadura como puede ser la de nuestro vehículo, por ejemplo si queremos venderlo en otro país, es fundamental que tengamos bien claro cuáles son los procedimientos legales que tenemos que llevar a cabo y los requisitos básicos que tenemos que cumplir para tener éxito en nuestro objetivo. 

En este tipo de situaciones, donde es esencial que todo se desarrolle correctamente y de la mejor manera posible, lo mejor es contar con la ayuda de profesionales especializados en este tipo de tareas. Es el caso de gecotex.es, un despacho y agencia de aduanas en Barcelona que cuenta con más de treinta años de experiencia en el sector y puede ayudarnos sin problemas a llevar a cabo nuestras exportaciones de vehículo con todas las garantías de calidad, seguridad, eficiencia y legalidad. Vamos a conocer a continuación un poco más sobre el tema y qué necesitamos exactamente para llevar a cabo estas exportaciones.

Dar de baja al vehículo

Lo primero que tenemos que saber a la hora de realizar este tipo de trámites con un vehículo matriculado en España, es que hay que darlo de baja en la DGT. Más concretamente, tendríamos que pedir una baja definitiva de ese vehículo por exportación o tránsito comunitario. Un certificado imprescindible para poder llevar ese coche o moto, tanto a un país vecino de la Unión Europea, como si su destino es cualquier otro país del extranjero. 

Para poder realizar este trámite en la DGT es necesario presentar una serie de documentación, no solo del vehículo, sino también del propietario. El consejo aquí será preparar todos estos papeles y documentos de la mejor manera posible, prestando mucha atención a las indicaciones, de forma que podamos realizar este procedimiento en tan solo una visita y así poder ahorrar muchísimo tiempo y esfuerzo innecesario en las oficinas de las DGT. 

Documentación

El primer papel que vamos a tener que presentar es el documento de identificación de la persona propietaria del vehículo. Valdrá simplemente con presentar el DNI, el NIE o la tarjeta de identificación fiscal, si el propietario no es una persona física. A continuación también necesitaremos tener a mano el permiso de circulación del vehículo y la Tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos  o ITV. Esta última, por supuesto, tiene que estar al día y no estar caducada para ser válida. Además, otro documento que hay que presentar en la DGT es el del Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica, que tiene que estar legalmente al día y pagado. 

Por último, para poder certificar que la exportación de ese vehículo es debido a su venta en el extranjero, será necesario aportar el contrato de compraventa del coche. Aquí no solo tendría que aparecer el nombre del propietario y del nuevo comprador, sino también las características básicas del vehículo, como su marca, modelo, el año de fabricación, el precio fijado, el estado en el que se encuentra el vehículo u otros datos que se puedan considerar relevantes, como la fecha del acuerdo o la hora en que se firmó. Por lo que tenemos que prestar muchísima atención a ese documento concreto para poder llevar a cabo el proceso con las mayores garantías. 

Artículos relacionados