¿Quién miente entre Estados Unidos e Israel?

¿Quién miente entre Estados Unidos e Israel?

El enviado especial del presidente Donald Trump para Oriente Medio, Jason Greenblatt, aseguró el jueves que le pidió al régimen de Israel detener la construcción en los asentamientos ilegales aislados en la ocupada Cisjordania y que a cambio EE.UU. no se opondría a la edificación de nuevas colonias en otras partes del territorio palestino ocupado.

El representante estadounidense insistió en que durante sus reuniones con altos funcionarios israelíes, incluido el primer ministro del régimen sionista, Benyamin Netanyahu, planteó la oposición de EE.UU. a la construcción en asentamientos aislados en los territorios ocupados y señaló que está a la espera de la respuesta de la parte israelí.

No obstante, funcionarios israelíes, citados por el diario The Times of Israel, desmienten que Greenblatt haya pedido el cese de las construcciones en los asentamientos y aseguran la información es falsa.

“Los informes sobre la visita del señor Greenblatt a Israel y las supuestas demandas de Estados Unidos a Israel sobre los asentamientos son falsos”, dice uno de los oficiales israelíes, que pidió permanecer en el anonimato.

Según las fuentes israelíes, Estados Unidos busca limitar la cantidad de las construcciones en los territorios ocupados palestinos. En ninguna ocasión Greenblatt exigió el cese total de las mismas.

Bajo la Administración del expresidente Barack Obama, Estados Unidos permitió la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra los asentamientos, por carecer de “validez legal” y ser el principal obstáculo para la paz. A la resolución le siguió un discurso del exsecretario de Estado de EE.UU. John Kerry en contra de los asentamientos ilegales.

Posteriormente, Trump ha mantenido una actitud vacilante y ambigua con respecto a la invasión sionista, escudándose en que estará de acuerdo con cualquier visión que alcancen palestinos y judíos.

Más de 570 mil colonos israelíes viven en 120 asentamientos ilegales construidos en suelo palestino. La comunidad internacional considera ilegales estas colonias por violar resoluciones de la ONU, pero el régimen de Tel Aviv ignora todo tipo de condena y mantiene sus políticas expansionistas.

Con información de HispanTV.

JA

Artículos relacionados