Puigdemont ya no podrá seguir rodando por Europa

La policía alemana detuvo a Carles Puigdemont en una autopista cuando cruzaba la frontera desde Dinamarca, de camino hacia Bélgica desde Finlandia.

El expresidente de la Generalitat huyó de España y le fue girada una orden de detención por rebelión y malversación de fondos, entre otros cargos.

El dirigente político se encuentra en la prisión alemana de Neumuenster. La intención de Puigdemont era volver a Bélgica y presentarse ante la Justicia belga para iniciar el proceso legal de aplicación de la euro orden.

Los servicios secretos españoles alertaron a las autoridades alemanas de que el expresidente catalán podría estar en su territorio.

Al parecer, el expresidente abandonó el viernes por la noche Finlandia, donde había sido invitado para ofrecer unas conferencias. Puigdemont se encontraba allí todavía cuando conoció la noticia de que el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena había reactivado la euroorden contra él.

ER

«Minifestación» sobreruedas de unionistas en Cataluña

Artículos relacionados