Piñera al banquillo de los acusados por violaciones de DDHH

Un grupo de diputados de varios partidos políticos de Chile introdujeron una acusación constitucional en el Congreso contra el presidente, Sebastián Piñera, por ser directamente responsable de las violaciones a los derechos humanos denunciadas por organizaciones populares en el marco de las protestas sociales que ya tienen un mes en el país suramericano.

Los diputados denunciantes pertenecen al llamado Frente Amplio, el Partido Socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD) y el Partido Comunista (PC).

El diputado Daniel Núñez (PC) enfatizó que Piñera es «responsable de las brutales violaciones a los Derechos Humanos que han ocurrido en estos días en Chile. El tomó las decisiones políticas que condujeron al accionar de las fuerzas militares, policiales y él tiene que responder por sus actos».

Explicó que se empleó un mecanismo legal constitucional, para que «Sebastián Piñera asuma su responsabilidad política que él elude».

También desde el PC, partido que fue dejado de lado en los diálogos entablados para la activación de un plebiscito para una nueva Constitución, la diputada Carmen Hertz destacó que «es un apoyo transversal a este imperativo ético porque los diputados estamos obligados a usar las herramientas que la Constitución nos entrega para hacer efectiva las responsabilidades políticas».

Para que la acusación constitucional contra el Presidente  de Chile pase la prueba, se requiere mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, es decir el 50 por ciento más uno de los votos. En el Senado 2/3 de los votos para proceder a la destitución del Mandatario de la República.

Sólo tres Presidentes han sido acusados constitucionalmente: Manuel Montt en 1868 (rechazada); Carlos Ibáñez del Campo en 1931, (aprobada), y Arturo Alessandri en 1939, (no fue admitida).

MMMV

Estudiantes chilenos contra acuerdo sobre nueva Constitución

 

Artículos relacionados