InicioCULTURA Y ENTRETENIMIENTO7 películas de Akira Kurosawa que hicieron historia

7 películas de Akira Kurosawa que hicieron historia

Akira Kurosawa fue uno de los mejores cineastas del mundo. Exigente y perfeccionista sería llamado el “emperador” en su país natal. Su filmografía está plagada de verdaderas obras de arte. Su estilo narrativo y sus formas estéticas han influenciado a un sin número de directores occidentales. Visionar sus películas es una tarea obligatoria que todo cinéfilo serio disfrutará.

Descendiente de una antigua familia de Samuráis y consiente de la conflictiva historia de Japón filmaría las mejores películas de samuráis del período Edo (1600-1868) clasificadas en el subgénero cinematográfico llamado “Jidaigeki”. Los conflictos del período Sengoku, los caminos errantes de los Ronin, la miseria del poder, el valor, la culpa y la tragedia serían temas recurrentes en su filmografía. Te dejamos aquí las mejores películas de samuráis de Akira Kurosawa.

7. Kagemusha, la Sombra de un guerrero (1980)

«Rápido como el viento, tranquilo como el bosque, fiero como el fuego, inamovible como una montaña”

Con esta película Kurosawa retoma sus reflexiones sobre la historia feudal de Japón. Está ambientada en el conflictivo siglo XVI: Varios clanes luchan por el control de Japón. El señor Shingen Takeda, está a solo kilómetros de tomar Kioto y dominar el país cuando es herido de muerte. Moribundo ordena ocultar su muerte por 3 años. Mientras tanto un vulgar bandido con un gran parecido a Shingen es usado como doble y obligado a vivir como el señor del clan Takeda (Kagemusha en japonés significa Señuelo).  Es un relato sobre la fragilidad del poder, la lealtad demostrada en el sacrifico y la astucia.

6. La fortaleza escondida (1958)

George Lucas, gran admirador del cine de Kurosawa, admitió que la saga de Star Wars está profundamente influenciado por este film, en especial los droides R2D2 y a C3po como versiones robóticas de los codicioso y graciosos Matashini y Tahei.

La historia es narrada desde la perspectiva de dos humildes pero muy codiciosos campesinos: Matashichi y Tahei. Estos conflictivos pero inseparables desgraciados se topan con el general Rokurata Makabe, quien los usa para cumplir con la misión de salvar a la princesa Yukihime. Es una película ligera, fresca, donde el humor es sabiamente ligado con la acción y el drama. Es la primera película de kurosawa donde se emplea el sistema de filmación cinemascope, aunque bajo el nombre de Tohoscope.

5. Yojimbo (1961)

Es una película de antihéroes donde Kurosawa reflexiona sobre las miserias humanas y la estupidez del odio. Toshiro Mifune se alzó con la copa Volpi en el festival de cine de Venecia y fue nominada al Oscar por mejor vestuario.

Se trata de una película de samurái claramente inspirada en los western americanos. La historia se sitúa en la decadencia de los clanes samuráis en el siglo XIX. Un Ronin errante llegará a un pueblo que es disputado por dos clanes mafiosos que se odian a morir. Ambas casas intentan ganar para sus filas al hábil y fuerte samuráis, mientras que este, astutamente, se aprovechará de ambos para sacar la mayor cantidad de dinero. Hasta que el aprieto de una mujer y su familia lo obligará, hasta a redimirse.

4. Ram (1985)

Ram fue la película japonesa más cara en producirse. Tenia un presupuesto de 12 millones de dólares. Galardonada en la categoría de “mejor diseño de vestuario” en los Oscar y en los premios del círculo de críticos de Nueva york ganó como mejor película en lengua extranjera.

Ram o “caos” en español es una de las dos adaptaciones cinematográficas que emprende Kurosawa de la literatura Shakesperiana. En en este caso la tragedia del rey Lear es trasladada al Japón feudal en el seno de un poderoso clan regido por el viejo Lord Hidetora.  Bien podemos afirmar que Ran es la última obra maestra de Kurosawa, sin desvalorar su filmografía posterior. Un drama sobre las consecuencias que puede sufrir un gobernante en desgracia cuando las acciones de su pasado están llenas de crueldad, sangre y muertes.

3. Trono de sangre (1957)

Para aumentar el realismo en la película Kurosawa contrató arqueros profesionales. Las flechas disparada la final del film son reales al igual que la genuina cara de “terror” del protagonista víctima de la exacta puntería de los arqueros.

Kurosawa continúa enseñándonos lo universal que pueden resultar las obras de Shakespeare con esta adaptación de “Macbeth”. Toshiro Mifune, el actor preferido de Kurosawa, vuelve en la piel del respetado y valeroso general Washizu, quien por miedo a perder los privilegios recién adquiridos y manipulado por su oscura esposa desata una ola de muertes que lo llevan a ocupar la cima del poder. Es un duro drama que nos enseña que al final la guerra es provocada por los intereses de unos pocos, mientras que los muertos terminan siendo muchos.

2. Rashomon (1950)

: En la vida real Rashomon fue una puerta de la ciudad sagrada de Kioto y una historia corta de Ryunosuke Akutagawa. En gran medida el éxito de esta película en occidente se debe a las corrientes existencialistas prevalecientes en aquella época, en especial su similitud con las obras del genial Jean Paul Sartre.

El primer gran éxito internacional. El cine japonés es conocido en occidente gracias a este film y Akira Kurosawa se consagra como el mejor director nipón de todos los tiempos. Es una historia sobre las miserias humanas, como lo dice el propio Akira: “La gente que es incapaz de vivir sin engañarse a sí misma”. Varios puntos de vista son expuestos alrededor del crimen de un samurái y la violación de una mujer, sin llegar a tener una respuesta definitiva.

1. Los Sietes Samuráis (1954)


  1. Las batallas de esta película son piezas legendarias en la historia del cine. Para obtener el mejor uso de los detalles kurosawa empleo 3 cámaras utilizadas simultáneamente en el rodaje.

Es sin duda la cumbre del cine Jidaigeki de Akira Kurosawa. La aventura se desarrolla en un momento en que los samuráis son una casta social en decadencia y sin privilegios. Aquellos sin señor eran conocidos como Ronin y muchos trabajaban en lo que podían. Fue así como un grupo de campesinos, acosados por los constantes asaltos de bandidos, deciden contratar a un grupo de guerreros samuráis para que los preparen y defiendan ante un inminente nuevo robo de sus cosechas. La paga solo serían 3 platos de arroz al día a cambio de una de las batallas más memorables de la historia del cine.

JJD/VTactual.com

7 Grandes villanos de la historia del cine

LEE Más

spot_img