Otro dolor de cabeza para Trump: Lo investigarán por recibir pagos del extranjero

Dos fiscales generales de EE.UU. pretenden denunciar a Donald Trump por aceptar millones de ‎dólares de gobiernos extranjeros y violar la cláusula anticorrupción de la Constitución, que prohíbe a los altos funcionarios estadounidenses recibir regalos u otros pagos del extranjero.

Los fiscales de Washington DC y de Maryland, Karl A. Racine y Brian Frosh, respectivamente, demandarían este lunes al presidente de EE.UU, según publicó el Washington Post el domingo por la noche.

Trump transfirió el control de su conglomerado empresarial a sus dos hijos adultos, Donald Jr y Eric, mas no vendió su parte, en un intento por impedir posibles conflictos de intereses durante su mandato presidencial.

No obstante, el presidente todavía recibe reportes financieros continuos sobre sus empresas, lo cual es señal para los fiscales que Trump rompió su promesa de mantener separado su deber público de sus intereses privados.

La cláusula de retribuciones ordena que “el presidente ponga en primer lugar al país y no su interés personal”, dijo el fiscal Frosh, considerando que Trump no separó sus intereses de sus obligaciones presidenciales.

“Interponemos la demanda debido a que el presidente no dio los pasos necesarios para apartarse de sus intereses empresariales”, precisa Racine, citado por el diario The Washington Post.

Los fiscales, ambos demócratas, apoyarán su denuncia en que el magnate inmobiliario recibió esos “millones en pagos y beneficios de gobiernos extranjeros” desde que se mudó a la Casa Blanca y teniendo en cuenta que abogó por conservar la propiedad de sus negocios tras jurar el cargo en enero.

En ese sentido, el diario The Washington Post citó ejemplos de gobiernos extranjeros que mostraron preferencia por un hotel abierto por Trump el año pasado cerca de la Casa Blanca frente a otros de la zona. Como el caso de Kuwait, cuya embajada había planeado celebrar un evento en un hotel Four Seasons que finalmente desplazó al Trump International Hotel.

Esta polémica no es nueva. Empezó con demandas de grupos civiles sobre esta presunta incompatibilidad financiera. En su respuesta a estas reclamaciones, los abogados de la Casa Blanca señalaron que los pagos foráneos que reciben las empresas de Trump son legales.

“Ni la Constitución ni la historia legal de la cláusula muestran que ésta se refiera a los beneficios que proceden de aquellos negocios del presidente que no tienen nada que ver con su tarea oficial. La norma se aplica solo a la recepción de compensaciones por servicios personales o de honores y regalos vinculados a su posición oficial”, indica un escrito del Departamento de Justicia.

Esta postura es avalada por algunos expertos jurídicos, que subrayan que el veto fue incluido en la Constitución con el objetivo de evitar que los altos cargos estadounidenses fuesen empleados de potencias extranjeras.

Si un juez federal llega a autorizar el caso como procedente, uno de los primeros pasos será pedir copias de las declaraciones fiscales de Trump, que se ha negado a dar a conocer hasta ahora, para determinar el volumen de sus transacciones en el extranjero. Conforme a los fiscales, esta batalla acabaría finalmente en el Tribunal Supremo.

Esta denuncia se suma a la investigación sobre si la campaña de Trump se “confabuló” con el Gobierno ruso para injerir en las elecciones presidenciales de noviembre pasado.

Con información de HispanTV y El País.

JA

Artículos relacionados