InicioActualidadOrtega se impone en Nicaragua

Ortega se impone en Nicaragua

Ortega se impone en una votación «falsa» en Nicaragua – Los resultados de la votación, que según la oposición estuvo marcada por la abstención masiva aunque el régimen afirmó que había una alta participación, se esperan en las próximas horas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo en un comunicado que el resultado estaba «amañado» mucho antes de la «farsa» de elecciones del domingo.

Lo que el presidente nicaragüense Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, orquestaron hoy fue una pantomima de elecciones que no fueron ni libres ni justas, y ciertamente no democráticas», dijo el presidente, añadiendo que ambos dirigen ahora Nicaragua «como autócratas».

El ex héroe guerrillero Ortega lanzó un nuevo ataque a sus oponentes el domingo, diciendo: ‘Este día nos enfrentamos a los que promueven el terrorismo, financian la guerra, a los que siembran el terror, la muerte’.

Se refería a los nicaragüenses que participaron en protestas masivas contra su gobierno en 2018, que fueron respondidas con una violenta represión que se cobró más de 300 vidas en el país más pobre de Centroamérica.

Unas 150 personas han sido encarceladas desde entonces, incluyendo 39 figuras de la oposición acorraladas desde junio en el período previo a la votación del domingo.

Otros 100.000 nicaragüenses han huido al exilio

No querían que se celebraran estas elecciones», dijo Ortega, calificando a sus oponentes de «terroristas» y «demonios que no quieren la paz».

El miedo compite con la apatía entre los 4,4 millones de nicaragüenses con derecho a voto en este país de 6,5 millones.

No hay nadie a quien votar. Esto es un circo electoral. Si ellos (el régimen) están tan seguros de que el pueblo los quiere, ¿por qué metieron en la cárcel a los aspirantes a la presidencia?», dijo a la AFP una secretaria de 51 años.

Como muchos otros, estaba demasiado asustada para dar su nombre.

En algunos de los 13.459 colegios electorales se veían cortas filas de votantes con máscaras, pero muchos estaban vacíos cuando la AFP los visitó.

Miembros del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) iban de casa en casa llamando a los ciudadanos a las urnas.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) manifestó que Nicaragua es un «estado policial» que utiliza tácticas de «miedo (y) control social» para «aplastar a la oposición».

Hubo protestas el domingo en Costa Rica, España, Estados Unidos y Guatemala, países que albergan a miles de exiliados nicaragüenses.

Queremos que esa pareja diabólica (Ortega y Murillo) se vaya del país y que vuelva la democracia’, dijo Marcos Martínez, uno de los cerca de mil manifestantes en la capital costarricense, San José.

En la propia Nicaragua están prohibidas las concentraciones de más de 200 personas, aparentemente como medida de prevención del coronavirus.

Las elecciones se celebraron sin observadores internacionales y con la mayoría de los medios de comunicación extranjeros sin acceso al país

Solo recibieron acreditación los «asistentes electorales» y los periodistas de países que el gobierno considera «amigos», como Rusia.

Desde Venezuela, el presidente Nicolás Maduro -su propia reelección en 2018 no fue reconocida por la mayoría de la comunidad internacional- felicitó a Ortega por su inminente victoria, calificándolo de aliado frente a Estados Unidos y Europa.

Ortega, un marxista incendiario en su juventud, gobernó Nicaragua de 1979 a 1990, tras el derrocamiento por la guerrilla del dictador Anastasio Somoza Debayle, apoyado por Estados Unidos.

Al volver al poder en 2007, ha ganado la reelección en tres ocasiones, volviéndose cada vez más autoritario y anulando los límites del mandato presidencial.

La oposición encarceladas están acusadas de ataques no especificados a la «soberanía» de Nicaragua, en virtud de una ley aprobada por un parlamento dominado por aliados de Ortega, que también controla el poder judicial y el organismo electoral.

Las autoridades electorales han prohibido a la principal alianza opositora

El último diario de la oposición en Nicaragua, La Prensa, fue encarcelado en agosto, y Facebook anunció esta semana que había cerrado una granja de trolls operada por el gobierno que difundía mensajes contra la oposición.

Dos tercios de los encuestados en un sondeo reciente de Cid-Gallup dijeron que habrían votado por un candidato de la oposición el domingo.

La favorita era Cristiana Chamorro, hija de Violeta Barrios de Chamorro, que es la única persona que ha vencido a Ortega en unas elecciones, en 1990.

Chamorro está bajo arresto domiciliario, y otros seis aspirantes a la presidencia están encarcelados en condiciones que, según sus familias, equivalen a la tortura.

Estados Unidos y Europa han impuesto sanciones contra los miembros de la familia Ortega y sus aliados.

 

LEE Más

spot_img