Opositores siguen buscando intervención internacional con apoyo de EEUU

Opositores siguen buscando intervención internacional con apoyo de EEUU

Pese al reiterado llamado de diálogo a la oposición que ha impulsado el Gobierno venezolano, algunos líderes de derecha se niegan a negociar por la paz del país y mantienen una gira internacional para propiciar una intervención extranjera.

El dirigente opositor de Primero Justicia y presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges,  viajó la semana pasada a Estados Unidos para reunirse, en primer lugar, con Luis Almagro, secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Vine a pedirle a la OEA que ayude a Venezuela”, así lo publicó en su cuenta en twitter , con la respectiva foto al lado de Almagro, los dos sonriendo y expresando su ” preocupación ” por la situación del país.

Borges también se reunió con autoridades del Gobierno de Estados Unidos el pasado viernes, mientras que en Venezuela los grupos violentos, que dicen respaldar a la oposición, mantienen acciones de calle terroristas, saquean negocios, incendian instituciones del Estado y paralizan el tránsito en algunas ciudades del país.

Los propios seguidores de Borges en la red social Twitter criticaron el viaje de Borges. “Mientras aquí frentean los estudiantes, tú andas de viaje”, decían en la plataforma tecnológica.

De su viaje

El dirigente de Primero Justicia se reunió con el vicepresidente de los Estados Unidos (EE UU), Mike Pence, y el consejero Nacional de Seguridad, general H.R. Mc Master, donde planteó, presuntamente, “la grave situación que se vive en Venezuela”.

Borges fue recibido por el vicepresidente Pence y el general McMaster en la Casa Blanca, residencia oficial del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ubicado en Washington. Allí planteó la preocupación que hay en Venezuela por la grave crisis económica, política y social y enfatizó que la meta del pueblo venezolano “es lograr que se cumpla la Constitución”.

Sin embargo, en Venezuela se lleva a cabo un proceso para la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente, rechazada por Borges, quien en 2014 la invocaba, pero que ahora la califica como ilegal.

La oposición se niega a este mecanismo democrático y constitucional, establecido en los artículos 347 y 348 de la Carta Magna de Venezuela.

El juego está trancado, la oposición, que hace un mes pedía elecciones, ahora no quiere participar en la Constituyente, la oportunidad para reformar el Estado y mejorar las condiciones sociales y económicas de la nación.

NG

Artículos relacionados