NorCorea-EE.UU: Sembrar la paz a pesar de los desencuentros

Farmer’s hand planting seeds in soil

Corea del Norte mantiene su disposición de reunirse con Estados Unidos en cualquier momento, a pesar de la sorprendente cancelación de la cumbre entre los dos países anunciada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Expresamos nuestra disposición a sentarnos cara a cara con EE.UU. y resolver asuntos en cualquier momento y de cualquier manera”, dijo el viceministro de Exteriores, Kim Kye-gwan, en un comunicado.

Se trata de la primera reacción de Pyongyang, después de que el mandamás de la Casa Blanca anunció la cancelación de la cumbre prevista con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un – para el 12 de junio en Singapur – para tratar el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.

En el comunicado, Norcorea dice que la decisión unilateral de EE.UU., de cancelar las conversaciones los hace reconsiderar si todos los esfuerzos y el camino tomado, es realmente el correcto.

A pesar de todo ello, Kim Jong-un sostiene en un tono conciliador que Pyongyang se mantiene abierto a hablar con Washington.

Nuestro compromiso de hacer todo lo que podamos por el bien de la paz y la estabilidad del mundo y de la península de Corea se mantiene sin cambios, estamos abiertos a ofrecerle tiempo y una oportunidad a EE.UU.”, señaló Kim en el comunicado.

El Viceministro de exteriores, se refiere además a la “hostilidad” mencionada por Trump en la carta dirigida a Kim, en la que anunció abruptamente la anulación de la cumbre, y asegura que “es solamente una reacción violenta en respuesta a la propuesta de desnuclearización unilateral impulsada por EE.UU.”.

Recientemente Corea del Norte demolió su centro de pruebas nucleares como gesto de buena voluntad

El mundo apuesta por la paz

En las actuales circunstancias, esperamos firmemente que ambas partes puedan valorar los recientes avances positivos y sigan comprometidos en la búsqueda de un acuerdo, afirmó el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang.

Mientras, el presidente surcoreano Moon Jae-in, quien se reunió recientemente con Trump como parte de los preparativos para la cumbre, lamentó “profundamente” la cancelación e instó a ambas partes a reanudar el trabajo para terminar las tensiones.

También el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó su decepción y urgió a las partes a continuar el diálogo.

ER

Artículos relacionados